Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Más de 20 000 recetas deliciosas!

Facebook conéctate Cerrar buscador

Lidia Casademont Surrell

Magdalenas de coco ligeras

De Lidia Casademont Surrell

Para variar un poco de la torta, hemos decidido elaborar unas magdalenas. Aprovechando que teníamos estos moldes de silicona de colores tan vistosos y prácticos nos hemos arriesgado, pero ha valido la pena :)

Google Ads
Puntúa esta receta 4.1/5 (13 Votos)

Ingredientes

  • - 1 yogur natural
  • - 2 huevos de gallina
  • - 3 vasos de harina con levadura incorporado
  • - 2 vasos de edulcorante apto para el horno
  • - Medio vaso de oliva de oliva virgen extra
  • - Medio vaso de leche
  • - Dos cucharadas de coco rallado
  • - 2 sobres de soda
  • - Azúcar para decorar la cima

Especificaciones

Dificultad Media
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 20minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Magdalenas de coco ligeras - Paso 1

Ponemos los huevos, el yogur, el aceite, la leche, el coco y el edulcorante en un bol y batimos todo.
Añadimos la harina poco a poco y los sobres de soda y vamos removiendo bien con el turmix.
Batimos hasta que quede todo bien fino e intentamos que la mezcla coja aire, porque después nos suba más en el horno.

Paso 2

Magdalenas de coco ligeras - Paso 2

Evocamos la masa en los moldes sin llenarlos a tope, ya que después suben y podría derramarse la masa.

Paso 3

Magdalenas de coco ligeras - Paso 3

Espolvoreamos un poco de azúcar en la cima de cada magdalena

Paso 4

Magdalenas de coco ligeras - Paso 4

Las horneamos unos veinte minutos aproximadamente.

Paso 5

Magdalenas de coco ligeras - Paso 5

Quedan esponjosas y buenísimas!

Paso 6

Magdalenas de coco ligeras - Paso 6

Las magdalenas adminten muchos ingredientes aparte del coco, como por ejemplo chocolate, alguna melmelada o otro ingrediente que nos guste.

También te gustará

Técnicas de cocina

La mejor técnica para abrir un coco

Aprende a abrir un coco con la ayuda de un martillo y un destornillador en 3 sencillos pasos. Primero le extraeremos el agua y a continuación lo golpearemos con el martillo trazando una circunferencia. Te recomendamos colocar un trapo entre la encimera y la tabla para amortiguar los golpes.

No tires el agua, además de ser poco calórica y baja en azúcar, es un magnífico rehidratante natural y está buenísima.

Comenta esta receta

Tartita de cereza Coulant de chocolate