Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tarta de queso apta para diabéticos y muy fácil de hacer

Si la tarta de queso es uno de tus postres favoritos, pero necesitas una versión ligera de esta delicia -ya sea porque estás cuidando tu peso o por problemas de diabetes-, esta es la receta que estás buscando. Lo mejor de todo, es que además de ser muy sana, es un postre muy fácil de hacer: no necesitas mucho tiempo, los ingredientes son sencillos y el resultado es delicioso, cremoso y con mucho sabor.

©gettyImages- rawpixel

ingredientes

  • 4 huevos
  • 125g de queso  (tipo quesitos o queso crema)
  • Edulcorante líquido al gusto (unas 10-12 gotas de stevia)
  • La ralladura de un limón
  • 500 ml de leche desnatada
  • 1 ramita de canela

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta este artículo