Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

¿Babeas al dormir? Esta podría ser la razón

Descubre cómo disminuir la salivación nocturna y tener un sueño reparador 

¿Babeas al dormir? Esto es lo que debes saber

¿Babeas al dormir? Esto es lo que debes saber

Aunque no nos guste admitirlo, muchos de nosotros babeamos durante la noche. Este fenómeno es mucho más común de lo que pensamos, ya que al dormir con la boca abierta, dejamos de deglutir y el resultado a la mañana siguiente son esas manchas húmedas que aparecen en la almohada. 

Si piensas que babear al dormir es señal de algún problema, no tienes por qué preocuparte...¡al contrario! Es una señal de buena salud. 

¿Por qué sucede esto? Conforme vamos entrando en etapas más profundas del sueño, el cuerpo va desconectándose cada vez más de los estímulos exteriores y las funciones cerebrales disminuyen para lograr un descanso profundo. El momento de sueño más profundo se alcanza durante la etapa REM, que podemos reconocer porque nuestros ojos realizan movimientos cortos y rápidos. 

En estos momentos de la noche, los músculos de nuestra cara se relajan, abrimos la boca y dejamos de pasar saliva, es entonces el momento en que empezamos a babear. Según los especialistas, este es un signo de nuestra calidad de sueño, significa que alcanzamos etapas profundas de descanso durante la noche. 

De cualquier manera, si quieres disminuir esta situación, hay varias cosas que puedes hacer.

  • Intenta dormir boca arriba. Al cambiar la posición en la que duermes, disminuirá la cantidad de saliva que sale por tu boca.
  • Si no puedes dormir en esta posición, intenta dormir con almohadas más altas que de costumbre. La ligera elevación de tu cabeza hará más fácil que pases saliva durante la noche. 
  • Respira por la nariz en lugar de hacerlo por la boca. Realiza ejercicios de respiración a lo largo del día. Te sorprendería saber la cantidad de personas que no respiran de manera correcta. La falta de oxígeno mientras dormimos hace que respiremos por la boca.
  • Descongestiona tu nariz. En muchas ocasiones babeamos por la noche porque tenemos la nariz congestionada o sinusitis. Si presentas dificultad para respirar, utiliza un spray descongestionante, unta un poco de Vapor Rub debajo de tus narinas y en el pecho, o has vaporizaciones con aceite esencial de eucalipto. 
  • Identifica posibles alergias que te impidan respirar normalmente. Durante la primavera es más común que tengamos problemas para respirar, por lo tanto que durmamos con la boca abierta. Identifica si tienes alergias al polen, al polvo o a ciertos tipos de tejido que podrían afectarte mietnras duermes.
  • Si estás bajo tratamiento médico, lee cuidadosamente la información sobre tus medicamentos para descartar la posibilidad de que uno de ellos te esté ocasionando una salivación excesiva. 

¡Esperamos que estos consejos te sean de ayuda! 

 

Importante: Nuestra intención es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. Es recomendable que antes de seguir estos consejos, siempre consultes a tu médico de confianza.

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Un SMOOTHIE VERDE lleno de energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

Alivia la tos nocturna instantáneamente con estos remedios caseros ¿Sabes cómo reaccionar ante un ataque de hipoglucemia?