Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Bizcocho de plátano: ¡esponjosito y facilísimo!

De,
Rebañando

Este bizcocho de plátano es la receta ideal para una merienda o para cuando tienes antojo de algo dulce pero no empalagoso. Es suave, esponjoso y absolutamente delicioso. Prepáralo para toda la familia ¡y ve cómo todos se relamen los dedos! También puedes añadirle nueces a esta receta aunque, por supuesto, eso varía en función del gusto de cada quién.

Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 340 g de harina
  • 170 g de mantequilla
  • 170 g de azúcar moreno
  • 6 cucharadas de crema agria
  • 6 cucharadas de azúcar blanco
  • 4 yemas de huevo
  • 4 claras de huevo
  • 2 cucharadas de semillas de amapola
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 plátano grande maduro

Para la crema agria:

  • 120 ml de nata líquida para montar
  • 1 y 1/2 cucharaditas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de vinagre

Para el glaseado:

  • azúcar glas
  • jugo de limón

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Suaves y coloridos pastelitos de remolacha, el postre que te va a conquistar

¿Qué tal un postre original y divertido para la merienda? Si tienes niños en casa, sabes lo difícil que puede ser hacer que coman verduras. Por suerte, existen recetas "tramposas" con resultados increíbles, como estos pastelitos de remolacha, más saludables que los que están hechos solo con harina. Su divertido color se obtiene de manera natural, y de su sabor ni hablamos... ¡tienes que probarlos!

 

Ingredientes:

  • 2 remolachas cocidas
  • 2 huevos
  • 150ml de aceite
  • el jugo de 1/2 limón
  • 250g de harina
  • 150g de azúcar
  • 10g de polvos para hornear
  • 1/2 tableta de chocolate oscuro

 

Preparación:

  1. Corta en cubos las remolachas y licua junto con los huevos, el aceite y el limón.
  2. En un tazón mezcla la harina, el azúcar y los polvos para hornear.
  3. Incorpora la remolacha a los ingredientes secos y bate muy bien hasta obtener una masa sin grumos.
  4. Vierte en un molde para cupcakes y hornea a 180°C durante 20-25 minutos. 
  5. Mientras tanto, derrite el chocolate a baño maría o en el microondas, cuidando que no se queme. 
  6. Cuando tus pastelitos estén listos, desmolda con cuidado y cubre con el chocolate derretido. Deja enfriar y disfruta.

Comenta este artículo