Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Uno de estos cócteles tiene más calorías que una hamburguesa doble

 

 

UN CÓCTEL AL AÑO... ¿NO HACE DAÑO?

No hay nada más merecido que pasar un rato entre amigos al final de un día (o una semana) difícil. Dietas y demás preocupaciones aparte, es el momento de darnos un capricho y disfrutar de nuestro trago preferido. Si te sientes identificado/a con esto y observas que, a pesar de tus mejores esfuerzos, no consigues bajar de peso, puede que en esos ratos de descanso se halle el origen del problema. Normalmente relacionamos las calorías con alimentos grasientos y contundentes, y nunca apostaríamos a que una bebida de colores refrescantes pudiera compararse con ellos. Craso error. El alcohol y las otras bebidas o ingredientes con los que se suele mezclar para preparar un cóctel no solo esconden muchas calorías vacías, sino que interrumpen los procesos por los que tu organismo quema grasa para darle prioridad a la depuración del alcohol, reduciendo la velocidad de tu metabolismo hasta en un 73%. ¿Quieres saber cuáles son las bebidas que más engordan? Sigue leyendo...

 

 

 


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Refréscate con estas deliciosas margaritas heladas de mango

Prepara el aperitivo más fresco y original con estas deliciosas margaritas heladas de mango, fáciles de hacer y con mucho sabor. Vas a necesitar:

  • 4 mangos
  • 90g de miel de agave
  • 75ml de tequila
  • 25ml de Cointreau
  • 90ml de jugo de limón
  • 90ml de jugo de mango
  • 50g de frambuesas
  • limón en rodajas
  • palitos o pajitas de plástico

Corta el mango en 2 y extrae la pulpa con ayuda de un vaso o una cuchara y pon en el vaso de la licuadora. Añade la miel de agave, tequila, Cointreau, jugo de limón y de mango, y licua hasta tener una mezcla homogénea. Toma vasitos de plástico, en cada uno coloca unas cuantas frambuesas y vierte la margarita. Ahora toma una rodaja de limón y atraviésala con un palito de madera o pajita. Colócala en el vaso y repite el procedimiento. Pon las paletas en el congelador durante varias horas, ¡y a disfrutar se ha dicho!

Comenta este artículo