Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

MOUSSE de LECHE CONDENSADA, ¡un postre ligero en menos de 30 minutos!

¿Te gusta la mousse? Mmmm... si eres como nosotros (una persona que se vuelve loca por llevarse a la boca un postre como ese), ¡presta mucha atención porque vamos a enseñarte a hacer una mousse muy pero que muy fácil! ¿De qué se trata? Nada más y nada menos que de LECHE CONDENSADA. ¡Mira!

ELLA ES EL SECRETO DE NUESTRO POSTRE: ¡LA LECHE CONDENSADA!

¡Cómo lo oyes! Nuestra mousse tiene como ingrediente principal la leche condensada. ¿Alguna vez habías pensado en ella de esa forma? Pues... debes saber que es capaz de darle un gusto increíble a nuestra mousse -ese postre de origen francés que nos encanta. La receta que te presentamos es muy fácil y puedes hacerla para terminar cualquier comida o cena navideña. 


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta este artículo