Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

10 deliciosos postres que puedes servir en vasitos

¡Descubre las ideas más originales para sorprender a tus invitados!

Carrot cake en vasitos 

Comenzamos la lista con uno de mis postres favoritos, el Carrot Cake o pastel de zanahoria. Su éxito está en que combina el sabor dulcecito de la zanahoria con especias aromáticas como la canela. Hacerlo es muy sencillo, y la verdad es un truquito muy útil si lo preparaste de la manera tradicional y que quedó un poco quemado o no ha esponjado lo suficiente. 

Para hacerlo, prepara un bizcocho de zanahoria siguiendo nuestra receta. Déjalo enfriar, mientras tanto prepara la crema de philadelphia. Para ello necesitas batir 225g de queso philadelphia (aproximadamente 1 paquete) hasta que tome una textura esponjosa. Añade 250g de azúcar glas y 100g de mantequilla a temperatura ambiente. Incorpora muy bien para formar un betún ligerito y suave.

Para armar tu postre, corta un poco de bizcocho en cubitos o desmorónalo. Ponlo en el vaso, cubre con una capa de betún y repite el procedimiento hasta llenar el vasito. Decora con pasas o nueces al gusto.


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Eton mess: el postre tradicional inglés que te va a conquistar

El eton mess es un postre con una historia muy curiosa: fue creado en el siglo XIX por un bibliotecario del prestigioso colegio de Eton, y se volvió tan popular que ahora los chicos de ese colegio lo comen el 4 de junio, antes del partido de criquet con el colegio rival.

Aunque la receta original solo llevaba fresas y nata, fue variando hasta convertirse en lo que conocemos el día de hoy, un postre que mezcla fruta fresca, nata, helado o merengue. 

 

Para prepararlo necesitarás.

  • 1 taza de cerezas
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cda de mantequilla
  • 1 chorrito de agua
  • 2 cdas de nata o queso crema
  • 1 taza de nata para montar
  • merengue al gusto

 

Instrucciones:

  1. Coloca las cerezas cortadas por mitad y sin semilla en un tazón.
  2. Agrega el azúcar y mezcla muy bien, dejando reposar un par de minutos.
  3. En una sartén calienta la mantequilla y vierte las cerezas.
  4. Agrega un chorrito de agua y cocina hasta que se forme un almíbar.
  5. Mientras tanto, agrega en un tazón la nata espesa y la nata para montar y bate vigorosamente para que esponje. 
  6. En un plato hondo coloca los merengues troceados, agrega las cerezas, corona con nata montada y espolvorea más trocitos de merengue.

Comenta este artículo