Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

¿Por qué en ESPAÑA SE DESAYUNAN POSTRES?

España es el único país del mundo en el que se desayuna dulce. ¿A qué se debe esta práctica nefasta? Un mal hábito, según los expertos, puesto que ingerir gran cantidad de azúcar durante la primera comida del día tendrá consecuencias fatales para nuestro organismo. 

CIFRAS ESCALOFRIANTES

Solamente 2 de cada 10 españoles desayunan de forma saludable cada día. ¿La razón? Todo está relacionado con un tema cultural puesto que gran parte de la población español asocia la leche y los cereales azucarados industriales con el desayuno.

Tal y como pasó en Estados Unidos a principios del soglo XX cuando la gente decidió no volver a cocinar sano a primera hora de la mañana para ingerir bollería entre otras muchas otras cosas consideradas más como postre que como fuente de energía matutina. 


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Crepes en una botella, ¡rápidos y sin ensuciar!

 

Este truco va a cambiar tus desayunos para siempre. No pierdas detalle:

 

INGREDIENTES: 

  • 1 botella vacía con tapón.
  • 1 embudo.
  • 1 taza de harina.
  • 2 huevos.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1/3 de taza de aceite.
  • 1/3 de taza de leche.
  • Nutella.
  • Chocolate líquido.
  • Azúcar glas.

 

PREPARACIÓN:

1. Coloca el embudo en la abertura de la botella y vierte en él la harina (dale unos golpecitos para que vaya cayendo). Parte los huevos y hazlos pasar también a través del embudo. Por último, agrega el azúcar, el aceite y la leche.

2. Cierra bien la botella ¡y agita! No pares hasta que la mezcla quede perfectamente homogénea.

3. Pon a calentar la sartén y, una vez caliente, vierte en ella solo la cantidad necesaria para cubrir el fondo con una película muy fina. En cuanto tome la suficiente consistencia, dale la vuelta y hazlo por el otro lado. Cuando ambos lados tengan este color, sácalo.

4. Rellénalos con un poco de Nutella (o con lo que más te guste) y dóblalos dos veces por la mitad para formar pequeños triangulitos.

5. Adorna con un poco de chocolate líquido y con un toque de azúcar glas.

 

Disfruta de tus crepes y guarda la botella con el resto de la preparación en el frigorífico para la próxima ocasión.

 

Comenta este artículo