Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Cómo lograr que tus plantas de albahaca te duren más tiempo

Nos encanta la albahaca, esta popular planta aromática, muy apreciada en la cocina, es bastante fácil de conseguir y de cultivar.

Hoy en día puedes encontrar distintas variedades de albahaca, en semillas para sembrar o puedes comprar en viveros las plantas en pequeño tamaño para hacerlas crecer en casa o en el jardín.

Además de tener un olor fantástico, es una excelente especia que se utiliza en platos de pasta, ensaladas, carnes, es el ingrediente fundamental de la famosa pasta pesto y también se utiliza para elaborar aceites aromatizados. 

Su aroma es también un repelente natural de insectos que te puede ayudar a evitarlos.

Te contamos cómo plantar y cuidar tu albahaca para que te dure y puedas disfrutar de esta planta todo el año.

 

Un huerto de aromáticas en la ventana es una de las cosas más gratificantes si vives en la ciudad.

Con unas horas de luz consigues disfrutar de condimentos frescos justo cuando te hace falta.

Aunque cultivar en interior puede ser complicado una vez que lo consigas, podrás disfrutar de esta hierba durante un año entero.

 

Factores a tener en cuenta:

  • Luz: La albahaca es una de las plantas aromáticas que más luz requiere, unas 6 horas como mínimo son imprescindibles.
  • Temperatura: la albahaca es capaz de aguantar sin daños hasta los 7 Cº, sufriendo daños permanentes con las heladas.

1. 

Coloca la planta en un lugar que reciba al menos seis horas diarias de sol por día. Si la planta se encuentra en interiores, lo ideal es colocarla junto a una ventana con dirección al este. Asegúrate de que no se encuentre en un lugar frío. La albahaca adora el calor.


Más artículos recién sacados del horno



Comenta este artículo