Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

10 ideas para aprovechar los restos de un bizcocho

,
Rebañando

¿Tienes un bizcocho desde hace un par de días y quieres aprovecharlo antes que se reseque? Entonces sigue leyendo..

Torta con crema y fruta

Si tienes un bizcocho y quieres sacarle el mayor provecho, o ya está un poco reseco, córtalo en capas y añade un poco de ron o almíbar para humedecerlo. A continuación alterna capas de nata montada con albaricoques enlatados, y listo. También puedes transformar los restos de un bizcocho en un delicado postre clásico de la pastelería francesa: el fraisier .

Haz click aquí para ver la receta completa.


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Suave y esponjoso bizcocho de chocolate, sin gluten y 100% keto

Tener restricciones alimentarias no debe ser sinónimo de comer verduritas al vapor y olvidarte de los postres para siempre. Para muestra un botón: este bizcocho de chocolate a base de harina de almendras y aguacate, que conserva la textura y el sabor original, pero adaptándose a un régimen sin gluten. Lo mejor de todo es que si sigues la dieta cetogénica, este panecito también funciona para ti. Eso sí, ¡siempre con moderación!

 

Ingredientes:

  • 1 aguacate maduro
  • 100 ml de aceite de coco
  • 1 cdta de vainilla
  • 100ml de leche de coco
  • 50g de miel (sustituye por stevia para una receta keto)
  • 2 huevos
  • 200g de nueces o almendras troceadas
  • 300g de harina de almendra
  • 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cdta de bicarbonato
  • 1/2 taza de chispas de chocolate sin azúcar (opcional)

 

Preparación:

  1. Corta el aguacate por mitad y saca la pulpa con una cuchara. Pásala por el procesador de alimentos hasta hacer una crema y reserva.
  2. Mezcla en un tazón los ingredientes secos: harina de almendra, cacao, nueces troceadas, bicarbonato, chispas y stevia. 
  3. Incorpora el aguacate con el resto de los ingredientes: aceite, vainilla, leche de coco, miel y huevos.
  4. Vierte la mezcla sobre los ingredientes secos y bate muy bien hasta formar una masa. No te preocupes si queda más espesa que de costumbre. 
  5. Pon la masa en un molde para tartas, aplana con una cuchara o espátula y hornea a 180°C durante 20 minutos, o hasta que pinches el bizcocho con un cuchillo y este salga seco. 

Comenta este artículo