Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

La fresa: la reina de los postres

Fresas

 

La "fragaria x ananassa" más comúnmente conocida como fresa o frutilla, es la parte hinchada de una flor que crece debido a las hormonas vegetales de sus semillas llamadas “akenes”. Las fresas son ricas en vitamina C y contienen pocas calorías, apenas 35kcal por 100gr de fresas.

 

Existen varios tipos de fresas: la fresa de madera, la fresa de prado, la fresa de playa y la especie de la que provienen la mayoría de las variedades, la “fragaria moschata”.

Puede producir algún tipo de alergia debido a las proteínas que contienen, ya que el sistema inmunológico puede identificar estas proteínas como perjudiciales para el cuerpo.

Además de ser la fruta preferida de los más pequeños, en repostería son las reinas indiscutibles de los postres.

 

Origen de la fresa

La fresa fue traída de Chile en el siglo XVIII por el teniente, Amédée François Frézier, que fue enviado como espía del rey Luis XIV para realizar unos planos y mapas tanto de los puertos como de las fortificaciones españolas de las costas de Chile y Perú. Entre sus anotaciones se encontraban varias observaciones sobre la flora y fauna del lugar y entre ellas un tipo de flor que no se conocía en Europa y que llamaba la atención por su tamaño. A su llegada a Europa publicó un libro con sus anotaciones y varios dibujos en poco tiempo fue traducido a varios idiomas… ¡La fresa aterriza en el continente europeo!

 

A la hora de comprar fresas

La mejor manera de comprarlas es en una bandeja o cestita que protege mucho más que si transportamos las fresas en una bolsa de plástico. Al llegar a casa, revisaremos las fresas  y separaremos aquellas que no estén en buenas condiciones. Al tratarse de una fruta muy delicada, para que nos duren más tiempo podemos conservarlas en el frigorífico, dentro de un tupper y bien separadas unas de otras para que su propia humedad no las estropee. Después cubriremos el tupper con film transparente al que le haremos varios agujeros.

 

Consumo

La fresa debe consumirse rápidamente, no podemos almacenarla como otras frutas. Si las conservamos en el frigorífico, deberemos sacar las fresas unos 20 minutos antes de consumirlas para que suelten su aroma y lavarlas.

Su campo de predilección en cocina es el postre: desde unas sencillas fresas con leche fresas con nata,  hasta algo más elaborado como la tarta de fresas  o un mousse. También las podemso usar para preparar  batidos, smoothies o incluso una macedonia acompañada con menta o con vinagre de Módena. Si queremos probar una versión más salada, servirlas con un poco de queso Parmesano.

 

Maridaje

¿Y para acompañar un bol de fresas? Un vino joven y rico en sabor que dé más intensidad al perfume de la fresa. La mejor opción es un vino rosado o un  blanco tipo “moscato”.

 

Os proponemos algunas de las recetas que harán las delicias de vuestros invitados:

 

Receta de tarta Charlota

 

Tarta Charlota

 

 

Receta de tiramisú de fresas

 

Receta de tiramisú de fresa

 

Comenta este artículo

Parmesano: el queso italiano por excelencia Los pintorescos secretos del carpaccio