Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

TARTA AL WHISKY

De

Puntúa esta receta 2.7/5 (92 Votos)

Ingredientes

  • Para la base de bizcocho:
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 pizca de sal
  • Para el relleno:
  • 2 yemas
  • 75 gramos de azúcar
  • 40 mililitros de leche
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 50 ml de whisky
  • 400 ml de nata
  • Para el almibar:
  • 100 mililitros de agua
  • 1 buen chorro de whisky
  • 50 ml de azúcar
  • Para la cobertura de yema pastelera:
  • 1oo gramos de huevos (2 medianos
  • pesaban algo más pero no importa)
  • 100 gramos de azúcar
  • 8 gramos de Maizena
  • 45 mililitros de agua
  • Colorante alimentario (al gusto
  • para conseguir un tono amarillento intenso)

Especificaciones

Personas 8
Dificultad Media
Tiempo de preparación 60minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

En un molde de plum-cake, o en una base para tartas ponemos un poco de papel de horno para poder desmoldar bien y pintamos con mantequilla los bordes y abajo para pegar el papel al molde.
Hacemos un bizcocho fino con 2 huevos, 2 cucharadas de azúcar, 2 de harina y una pizca de sal; batimos bien hasta que doble el volumen y lo metemos en el horno a 180º durante 20 minutos.
Pasado este tiempo desmoldamos, como veis se desmolda muy bien con el papel de horno.
Aqui antes de meterlo en el horno.
Reservamos el bizcocho y hacemos el relleno:
En una sartén ponemos agua a calentar sin que hierva y ponemos encima un bol con las yemas y el azúcar, batimos bien hasta que blanqueen.
Sin sacar del fuego añadimos el whisky y seguimos batiendo hasta conseguir una crema
Cuando haya espesado un poco añadimos el vaso de leche caliente con la gelatina dentro (la gelatina la he puesto previamente en remojo en agua fria para ablandarla)
Retiramos del fuego y dejamos que temple.
Montamos bien la nata con unas cucharadas de azúcar glass y lo añadimos a lo anterior. Reservamos.
Ahora hacemos la cobertura de yema tostada:
En un bol ponemos todos los ingredientes
Batimos los ingredientes y colamos antes de llevar al fuego para evitar que caigan las rebabas del huevo.
Dejamos a fuego sin dejar de remover hasta que espese. Dejamos templar.
Montaje de la tarta:
En el mismo molde que usamos al principio ponemos un papel film (transparente) para luego poder sacarlo bien.
Ponemos encima el bizcocho.
Bañamos el bizcocho con el almibar (calentamos el whisky, el azúcar y el agua hasta que coja cuerpo) Tiene que quedar el bizcocho bien mojadito por todos lados.
Echamos la mezcla de la nata hasta casi el borde (dejamos 2 dedos) y metemos en el congelador hasta que endurezca un poco.
Una vez que haya endurecido un poco ponemos por encima la yema pastelera y volvemos a meter en el congelador (lo dejé toda la noche) Yo le puse la yema antes de que estuviese la crema de whisky endurecida y por eso se entremezcló, pero si os pasa esto no os preocupeis que luego al quemar el azúcar por encima no se nota.
Desmoldamos (si no sale meted la base del molde en un poco de agua caliente y sale muy bien)
Ponemos encima azúcar y la vamos quemando con un soplete de cocina
Ahora vamos a decorar: yo tengo estas boquillas (se pueden comprar en los chinos)
y usando una bolsa transparente le haceis un pequeño corte, pasais la boquilla por dentro y ya teneis manga pastelera de usar y tirar.
Doblamos un poco la bolsa antes de la boquilla para meter nata montada y que no se salga
Y decoramos los alrededores con nata: por arriba con boquilla y por los lados aplanamos con la espátula.
Tostamos unos cubitos de almendra (se puede hacer con azúcar)
y pegamos las almendras por los lados. Llevamos de nuevo al congelador.
Se corta estupendamente congelado, pero para saborearlo mejor yo recomiendo sacarlo 10 minutos antes y ponerlo en la nevera.

También te gustará

Comenta esta receta

Tarta de piña Tarta de frambuesas