Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

5 postres con arroz inflado que te endulzarán la vida

¿Sabías que podías hacer estas maravillas con arroz inflado? Son postres fáciles de preparar para salir de un apuro o para entretener a los niños en la cocina. ¿Se animan a poner manos a la obra?

© Silvia Santucci

Galletas de arroz inflado

INGREDIENTES

Para 10 galletas

  • 75  g de arroz inflado
  • 40 g de aceite (de sabor neutro)
  • 70 g de miel
  • 15 g de coco rallado
  • 100 g de arándanos deshidratados

 

Preparación:

 

  1. Mezcla la miel y el aceite y calienta ligeramente. Luego, vierte el arroz en un tazón y agrega la mezcla anterior.
  2. Agrega el coco rallado y los arándanos y mezcla muy bien hasta integrar todo.
  3. Coloca círculos de 6 cm de diámetro ligeramente engrasados sobre una charola, rellénalos con la mezcla y presiona.
  4. Hornéalos por 5 min. a 175 ºC. Cuando los retires del horno, espera 3 min. antes de quitar los círculo.
  5. ¡Listo!

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta este artículo