Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Almacena el aceite de las frituras de esta manera y podrás reutilizarlo las veces quieras

¿Sabías que podías reutilizar el aceite de las frituras? ¡Y mucho más de una vez! ¡Aquí te explicamos cómo hacer!

© Thinkstock

Una de las cosas más dificiles de hacer al terminar una deliciosa comida casera a base de frituras es tener que tirar todo ese aceite que utilizamos... Es caro, poco conveniente, y en definitiva, un total desperdicio. Pero, ¿si alguien te dijera que podrías minimizar ese costo utilizándolo nuevamente en lugar de tirarlo?

Bueno, ¡es cierto! El aceite de frituras puede ser reutilizado más de una vez, ¡y hasta muchas veces más! La clave está en tratarlo de la manera adecuada y en cómo se lo almacena.

Antes que nada, deja que el aceite que utilizaste se enfríe por completo. De verdad te lo decimos, no deseas que algo de ese aceite hirviendo te termine quemando, ¡confía en nosotros!

Luego tienes que filtrarlo, para deshacerte de cualquier partícula restante de lo que hayas cocinado anteriormente, para eso puedes utilizar un filtro de café o estopilla. Este es el paso más importante, ya que de lo contrario, cualquier resto de alimento que dejes puede contaminar tu próxima comida - Aun asi debes tener en cuenta que este aceite podría contener todavía algún remanente de sabor de tu último plato.  Es decir que, deberías tener una reserva a parte si decides cocinar mariscos, ya que utilizar ese mismo aceite para freír tus donas caseras no es muy buena idea...

Una vez que el aceite esté totalmente frío y filtrado, el siguiente paso es verterlo en un frasco limpio de vidrio (con tapa) es importante que elijas uno que quede bien sellado al cerrarlo. Almacénalo en un lugar fresco y oscuro para mejores resultados (esto último se aplica también para el aceite nuevo) Si el aceite no está bien filtrado y sellado previamente, es posible que se contamine con alguna bacteria a causa de los restos de comida que hayas dejado. Es por eso que este último paso es tan importante, para poder preservarlo en condiciones por más tiempo.

¿Qué por cuánto tiempo puedes volverlo a usar? No hay una cantidad exacta, pero generalmente lo puedes llegar a usar muchas veces una misma partida. El método para darte cuenta de que ya es tiempo para desecharlo, es observar que no llegue a tomar una tonalidad algo turbia, que se forme espuma, o cuando empieza a tomar una coloración distinta a la normal.

Nunca debe llegar a oler mal o "raro", así que, estate atento a cualquiera de estos signos para saber cuándo debes deshacerte de él definitivamente.

Así que, ¡eso es todo! ¡Nunca más vas a tener que tirar partidas completas de aceite de frituras que hayan sido utilizadas una única vez!

Cómo saber cuando el aceite está lo suficientemente caliente para comenzar a freír.

Más artículos recién sacados del horno



Comenta este artículo

Helado cremosito de plátano y frambuesa hecho en casa Cómo detectar si un alimento está pasado