Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Cómo las nueces te engañan para que comas más sano.

Esta nuez puede ser la clave para perder peso y ponerle un fin a los antojos de una vez por todas.

la verdad de la nuez

la verdad de la nuez

¿Eres de las personas a las que siempre les da hambre entre las comidas? Seguramente te encuentras buscando algún snack más frecuentemente de lo que quisieras, por más que no sean siempre la opción más saludable. Entonces debes saber que las nueces y los frutos secos son por lejos la mejor opción para comer de snack que vas a poder encontrar. Poseen muchos nutrientes y te mantienen satisfecho por mucho más tiempo que las comidas procesadas.

Dentro de los llamados frutos secos existen diferentes tipos de nueces, entre ellos las almendras, pistachos, nueces de pecán, nueces de cajú, etc. Las investigaciones han demostrado que existe una clase de nuez en particular que ofrece un beneficio superior al resto, ya que regula tu dieta a un nivel neurológico. Y esa es, damas y caballeros, la nuez común de nogal, la conocida por todos.

The Science

Un estudio dirigido por el Centro médico de Beth Deaconess, descubrió que los participantes del estudio que habían bebido un licuado que contenía nueces, sintieron menos hambre que aquellos que ingirieron licuados sin nueces. No sólo eso, sino que estos mismos participantes además de no sentir tanta hambre, si no que después mostraban menor apetito frente a la posibilidad de consumir comida chatarra.

Este estudio presenta como evidencia resultados obtenidos mediante una RMN (Resonancia magnética nuclear) cuya función es realizar un mapeo de la actividad cerebral. Se les mostró a los participantes una serie de imágenes con comidas "menos deseables" (también conocidos como vegetales) y otras de comidas "altamente deseables" (también conocidas como "deliciosa comida chatarra") Luego de comer nueces,  comenzaron  a enfocarse en las fotos con comidas "menos deseables". Esto sugiere que las nueces pueden haber guiado a los participantes a tomar decisiones mas sanas sobre las comidas.

Mientras que esta investigación presenta una muestra pequeña, de sólo 10 participantes, los resultados podrían tener un gran impacto en cómo pensamos las dietas en general. Hoy en día sabemos que la fuerza de voluntad por sí sola muchas veces no es suficiente para modificar los hábitos de alimentación. Pero si podemos comer mientras modificamos nuestro cerebro, dicho de una manera figurada, comer más conscientemente puede ser una práctica más atractiva y saludable para todos.


Te gustó este artículo? Aquí tienes las 10 comidas que no te harán interrumpir tu dieta.

Más artículos recién sacados del horno



Comenta este artículo

Dale sabor a junio: una receta fácil y diferente para cada día del mes 30 trucos y recetas para hacer los mejores bizcochos caseros