Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Hacer queso mozzarella en casa es muy fácil, ¡no volverás a comprarlo!

,
Rebañando

Fácil y saludable, todo el sabor de Italia en tu mesa

©Thinkstock

El queso Mozzarella: un queso saludable y fácil de preparar

El queso mozzarella es un ingrediente ideal para añadir a tus ensaladas, pastas, pizzas, lasañas o canapés por su sabor delicado y su textura suave. ¡Además, es perfecto para hacer platillos gratinados! Lo que no sabías es que puedes prepararlo en casa para disfrutarlo en cualquier momento.

A pesar de que la preparación es bastante sencilla, tendrás que cuidar la temperatura durante el proceso para obtener la consistencia que lo caracteriza. Pero basta de preámbulos...¡vamos a descubrir la receta!


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Tartiflette, una receta para los muy amantes del queso

 

Pan, patatas, bacon y, por supuesto, mucho queso. ¿Qué es? Una tartiflette en formato fondue, o dicho de otro modo, el paraíso de los muy queseros.

 

INGREDIENTES: 

  • 1 pan de campo o pan de pueblo.
  • 1 queso reblochon.
  • 15 patatas pequeñas.
  • 7 u 8 lonchas de bacon.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolleta.
  • Sal gorda.
  • Aceite de oliva.

 

PREPARACIÓN:

1. Abre el pan por la mitad y vacía la base de miga con la ayuda del cuchillo de pan y una cuchara. En el hueco, coloca el queso. Tápalo de nuevo con la parte de arriba, envuélvelo por completo en papel de aluminio e introdúcelo en el horno a 180 ºC durante 30 minutos.

2. Mientras, pon a hervir 15 patatas pequeñas en agua salada.

3. Corta las lonchas de bacon en dos y extiéndelas. Cuando estén hechas, envuelve cada una de las patatas en uno de los trocitos de bacon y ponlas en una bandeja para hornear junto con los dientes de ajo machacados (sin pelar), un chorrito de aceite de oliva y sal. Hornea durante 20 minutos a 180 ºC.

4. Saca el pan del horno, ábrelo y espolvorea la cebolleta picada por encima del queso.

 

Sírvelo todo junto y moja las patatas en el queso antes de llevártelas a la boca. ¡Mmmh!

 

Comenta este artículo