Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Consejos prácticos para no arruinar un buen producto

A menudo gastamos tiempo y dinero en comprar unos buenos productos para hacer unos plato delicioso, pero el resultado no es el esperado. Toma nota para empezar a cocinar desde el principio de manera precisa y profesional.

Deshuesar bien un pollo

Puede que en alguna ocasión nos apetezca preparar un buen pollo relleno casero.

Vamos a la pollería y escogemos una pieza de buena calidad, pero llegamos a casa y hacemos un auténtico desastre porque no sabemos como deshuesarlo si que la carne "sufra" nuestra poca habilidad con el cuchillo.

Para deshuesar bien un pollo hay que seguir estos pasos:

  • Primero estiramos bien la piel del trasero y hacemos dos cortes con el cuchillo para separarla de la carne.
  • Sacamos la primera ternilla que encontremos y ponemos el pollo en vertical con la parte trasera hacia arriba.
  • Con la punta del cuchillo vamos separando la piel de la carne hasta que le demos la vuelta completa al pollo.
  • Con las manos, bajamos la piel hasta que veamos la primera parte de hueso.
  • Retiramos esa parte. Primero le damos un golpe con el cuchillo y luego tiramos.
  • Tiramos del contramuslo y le sacamos la piel poco a poco sin rasgarla. Haremos lo mismo con la otra pata.
  • Retiramos la piel por completo, haciendo pequeños cortes con el cuchillo para ayudarnos si es necesario.
  • Cuando tengamos la carne sin la piel, con el cuchillo iremos cortando hasta que podamos sacar el esternón con las manos.
  • Cortamos las alas y los muslos. Seguimos retirando todos los huesitos y las ternillas que encontremos hasta que la carne nos quede limpia.

 


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Receta de guacamole sencilla y perfecta para tu aperitivo

¿Te gusta el guacamole? ¿Te gustaría prepararlo en casa?  No te pierdas nuestra vídeo-receta.

Comenta este artículo