Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

12 errores de principiante que arruinan el sabor de tus platos

 

La perfección está en los detalles, aquellos en los que seguimos guiándonos por cosas que aprendimos mal desde el principio. ¿Como cuáles? Como estas:

 

1. LLENAR DEMASIADO LA SARTÉN

Si preparamos carne y queremos que se haga adecuadamente, los pedazos no deben tocarse entre sí. Evita igualmente cocinarla junto con un exceso de ingredientes: si es de buena calidad no necesitará más que uno o dos condimentos.

 

2. USAR UNA SARTÉN ANTIADHERENTE

2. USAR UNA SARTÉN ANTIADHERENTE

Reserva este tipo de sartenes para las tortillas, los pancakes y otras preparaciones por el estilo. Para la carne usa siempre una sartén tipo grill, preferiblemente de hierro fundido.

 

3. CALCULAR MAL LA SAL PARA LA PASTA

El estilo "a ojo" no le funciona más que a unos pocos elegidos. Si no quieres que tu pasta quede ni insípida ni demasiado salada, recuerda: 1 cucharada de sal por cada 300 gramos de pasta.

 

4. USAR EL ACEITE DE OLIVA PARA FREÍR

El aceite de oliva pierde la mayoría de sus propiedades beneficiosas cuando se calienta, por lo que es mejor reservarlo para aderezar y optar por el de girasol para freír.

 

5. MEDIR LAS CANTIDADES CON UN VASO

5. MEDIR LAS CANTIDADES CON UN VASO

Una vez más, nuestro instinto de chef nos juega malas pasadas. Sobre todo en la repostería, las proporciones exactas son la clave del éxito. No te fíes de los vasos ni de las cucharadas ni de ninguna otra medida imprecisa y utiliza una taza medidora.

 

6. NO CALENTAR SUFICIENTEMENTE LA SARTÉN

Los grandes cocineros suelen decir algo así como "si crees que la sartén está suficientemente caliente, espera otros dos minutos y solo entonces empieza a cocinar". La temperatura es primordial para que la receta salga perfecta y en los tiempos indicados.

 

7. QUEMAR EL AJO

 

Contiene menos agua que muchos otros vegetales y, por tanto, es muy fácil sobrefreírlo y estropear el sabor de lo que, de otra manera, hubiera sido un buen plato.

 

8. FREÍR LA CARNE INMEDIATAMENTE...

Del frigorífico a la sartén. Esa es la mejor manera de conseguir que se queme por fuera mientras aún está cruda por dentro. Espera a que esté a temperatura ambiente antes de lanzarte a los fogones.

 

9. ... Y NO DEJAR QUE REPOSE DESPUÉS

Y espera un poco también cuando ya esté preparada. Antes de hincarle el diente, dale 2 o 3 minutos para que todos los jugos se redistribuyan y puedas disfrutar de sus sabores en toda su plenitud.

 

10. METER TODO EN LA NEVERA

Nevera y despensa no son lo mismo. Hay alimentos cuyas propiedades y gusto estaremos echando a perder si los guardamos en frío (tomates, cebollas, ajo, patatas, berenjenas, kiwis...).

 

11. VOLTEAR DEMASIADO LA COMIDA

Esto nos pasa a todos por impacientes. En la cocina, como en la vida, hay que saber cuando actuar y cuando sencillamente esperar. En la mayoría de las ocasiones, ya se trate de carne o pescado, una sola vuelta en la sartén debería bastar.

 

12. SOBRECOCER LOS HUEVOS

12. SOBRECOCER LOS HUEVOS

¿Las yemas de tus huevos duros suelen adquirir un poco apetecible tono grisáceo? Los estás cociendo más de la cuenta. Cuando el agua empiece a hervir, echa el huevo, tapa la olla y retírala del fuego: en 10 minutos tendrás un huevo en su punto óptimo de cocción.

 

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Lasaña de patatas, una cena que reconforta el alma

 

La sensación de la temporada es esta original lasaña, un plato que apenas requiere preparación y que nos dejará más que satisfechos.

 

INGREDIENTES: 

  • 3 patatas.
  • 500 gr de salsa boloñesa.
  • 50 gr de espinacas frescas.
  • 200 gr de queso cheddar y gruyer rallado.

 

PREPARACIÓN:

1. Corta las patatas (sin pelarlas) en rodajitas muy finas.

2. En el fondo de una bandeja para hornear, coloca una primera capa de estas rodajitas. Sobre esta capa, extiende la mitad de la salsa boloñesa; sobre ella, la mitad la mitad de las hojas de espinaca y, sobre ellas, la mitad del queso rallado.

3. Repite el paso 2, alternando patatas, salsa, espinacas y queso.

4. Hornea a 180 ºC durante 1 hora y 15 minutos.

 

Divídela en porciones (más o menos grandes según el hambre que tengas) y acompáñalas con un poco de ensalada.

 

Comenta este artículo

'QUICKIE', ¡así es el SEXO RELÁMPAGO que dura 15 segundos! Cómo hacer Snickers en casa, igual de ricos pero mucho más sanos