Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Cómo preparar jengibre confitado ¡El snack más saludable y delicioso!

El jengibre confitado es un snack muy delicioso y sano. Puedes consumirlo de muchísimas maneras: para agregarlo en trocitos a unas galletas, mezclado con manzanas para una tarta, como decoración de una tartaleta de chocolate, bañado en chocolate para comer como un bombón, solo...¡como se te ocurra!

¡Aprende a preparar un delicioso jengibre confitado!

¡Aprende a preparar un delicioso jengibre confitado!

El jengibre es un ingrediente clave en la cocina tanto dulce como salada, además consumir esta raíz tiene muchos beneficios para la salud.

Es un poderoso antiinflamatorio y antioxidante natural, perfecto para el dolor de garganta y los primeros síntomas de la gripe.

Así que, ¿por qué no probar la versión dulce, y hacer en casa del exquisito jengibre confitado? Puedes agregarlo en trocitos a unas galletas, mezclado con manzanas para una tarta, como decoración de una tartaleta de chocolate, bañado en chocolate para comer como un bombón ¡o sólo ya de por sí es delicioso!

Aquí te dejo mi receta para prepararlo en casa. ¡Ojalá te animes!


Ingredientes:

  • Raíz de jengibre 1 grande (200- 250 gr aproximadamente)
  • Azúcar 500 gr (el doble que de jengibre)
  • Agua 500 ml



Preparación:

  1. Pelar el jengibre con ayuda de un pelapapas. Debes sacarla una capa finita.
  2. Cortar en rebanadas de 1/2 cm o cubos de 1 a 2 cm, depende como te guste más, eso sí, que sean tamaños parejos entre sí, así se cocina todo al mismo tiempo.
  3. Si no quieres que sea muy picante, lleva a hervor el jengibre una vez cortado, y hierve por algunos minutos. Luego cuela y continúa con el proceso. 
  4. Poner en una cacerola con azúcar y agua y llevar a hervor, hasta que se forme un almíbar, y luego agregar el jengibre
  5. Cocer a fuego bajo hasta que el jengibre se transparente, se ablande y quede un almíbar medianamente espeso. Pueden ir ajustando la cantidad de azúcar si ven que queda un almíbar flojo o agregando agua si evaporo mucho.
  6. Colar el jengibre y dejar secar sobre una rejilla para que drene el máximo de almíbar que pudiera tener hasta que la superficie quede seca. También puedes llevar los trocitos de jengibre al horno bien bajito.
  7. Pasar por azúcar y  dejar secar secar bien sobre una rejilla. Duran mucho, y se deberían guardar en envase hermético.
  8. Y un consejo: ¡no tires el almíbar! Puedes hacer cócteles, endulzar el té, humedecer un  bizcocho, etc.

¡Espero que te haya gustado esta receta y que la prepares en casa!

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

La mejor técnica para pelar jengibre

Si te gusta utilizar el jengibre para darle sabor a tus platos, no te pierdas este video para aprender a pelarlo en un segundo con la ayuda de una simple cuchara. La mejor técnica para no cortarnos y no desperdiciar nada.

Comenta este artículo

Apps para comer bien y perder peso en 2019 Ravioles caseros de ricotta y espinaca: ¡fáciles e irresistibles!