Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Glaseado de chocolate brillante o espejo

De

Puntúa esta receta 3.9/5 (12 Votos)

Ingredientes

  • 525gr Agua
  • 675gr Azúcar
  • 225gr Cacao en polvo (En el supermercado podéis encontrar Valor)
  • 410gr Nata 35%
  • 25gr Gelatina (¡Cuidado son gramos no hojas!)

Especificaciones

Personas 6
Dificultad Media
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Poner en una olla alta (porque salpica) todos los ingredientes menos la gelatina que la tendremos fuera hidratándose en agua fría.

Paso 2

La mezcla irá hirviendo y nosotros tendremos que remover con unas varillas para que no se pegue.

Paso 3

Lo pondremos a fuego alto y cuando lleve unos 10m hirviendo, lo bajamos a fuego medio y sin parar de remover de vez en cuando.

Paso 4

Para saber cuando está listo y sin la necesidad de termómetro, introduciremos una cuchara o cazo en el glaseado de chocolate brillante, al sacarlo miraremos la parte de abajo, si casi no chorrea los bordes de la cuchara es que está listo, sin embargo si sigue chorreando hilos de chocolate por los lados tendremos que dejarlo más tiempo en el fuego.

Paso 5

Cuando el glaseado brillante cubra bien el cazo y no se caiga mucho por los lados, retiraremos del fuego y añadiremos la gelatina escurrida y mezclaremos bien.

Paso 6

Dejaremos enfriar. Este glaseado hay que usarlo para bañar las tartas a 29°C (aquí si necesitáis el termómetro). Si no tenéis termómetro, 29°C “a ojo” es que la mezcla esté tibia.

Paso 7

Si lo hacemos para usarlo al día siguiente, lo calentaremos mejor en el microondas en fracciones de 1 minuto para que no alcance tanta temperatura, giraremos bien con una espátula al sacarlo cada vez del microondas y cuando veamos que ronda por la temperatura deseada, le damos con la batidora para quitar todos los grumos, y volvemos a mirar la temperatura. La batidora tendréis que ponerla un poco de lado para sacar el aire del glaseado brillante y así al bañar el postre quede perfecto. (Es muy importante que para bañar la mousse de chocolate ¡Esté congelada! Hacer la mousse el día antes y lo metéis en el congelador, porque así a la hora de bañar será más fácil, ya que si está en la nevera, al añadirle el glaseado brillante por encima es más fácil que arrastre alguna parte de la mousse porque está está blanda) Con el glaseado ya listo a 29°C, glaseamos sin miedo y sin dejarnos ningún borde. Yo siempre lo baño dos veces y luego giro un poco la rejilla para que caiga el glaseado sobrante y no quede una capa muy gruesa. 3) Si se os enfría el glaseado meter de 5 segundos en 5 segundos en el microondas hasta alcanzar de nuevo los 29°C, si veis burbujas de aire, volver a darle con la batidora. 4) Una vez bañado el postre lo guardamos en nevera hasta que lo comamos, así se va descongelando.

Si queréis ponerle base del bizcocho a la mousse recordar que el montaje en el molde es al revés. En el molde metemos 1° la mousse, movemos el molde un poco para que se asiente, y luego ponemos el bizcocho (si queréis bañado un poco en almíbar, yo lo hago así). Así cuando congelemos y saquemos el postre, la parte que será la superior del postre queda lisa y el glaseado perfecto.

También te gustará

Comenta esta receta

Glaseado de chocolate para decorar Mousse de chocolate negro (El rincón de la mariposa)