Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Cómo tratar (y evitar) los cortes y heridas en la cocina

 

A todos nos ha pasado, probablemente en más de una ocasión. Lo que hasta entonces era un plácido rato en la cocina se convierte en una película de terror: la sangre es muy escandalosa, la herida parece grave y no sabemos cómo reaccionar. Aunque suene a tópico, lo mejor en estos casos es respirar hondo e intentar reaccionar con frialdad. Por ejemplo, siguiendo estos pasos:

 

1. Enjuaga abundantemente la herida para limpiarla de cualquier mínima impureza (restos de comida, suciedad...). No la laves con jabón ni con alcohol.

2. Trata de detener el sangrado haciendo presión sobre la herida con un cubito de hielo o poniendo un trapo o gasa sobre ella y manteniéndola hacia arriba.

3. Una vez conseguido lo anterior, usa una tirita.

 

Ve a urgencias solo si...

- Después de 10 minutos intentándolo, aún no has conseguido detener el sangrado.

- Notas que la herida es profunda o, cuando intentas mover la zona afectada, su movimiento es anormal.

- No sientes dolor al tocar la herida.

 

 

Para evitar futuros accidentes:

- Afila frecuentemente los cuchillos. En contra de lo que puedas pensar, los cuchillos no afilados provocan más accidentes en la cocina, pues nos obligan a hacer más esfuerzo.

- Tómatelo con calma, cocinar debe ser un momento de relax.

- Coloca un trapo debajo de la tabla de madera cuando vayas a picar o cortar cualquier alimento: esto evitará posibles deslizamientos y, con ello, posibles accidentes.

 

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Un SMOOTHIE VERDE lleno de energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

¿Sabes como activar la hormona que te ayuda a perder peso? TATUAJES DISNEY para hacerte con tu PAREJA o sola, ¡te enamorarás de ellos!