Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

¿Puedes contraer salmonella por comer mayonesa?

¡Protégete! Esto es lo que debes saber sobre el huevo y la salmonella

Huevos y salmonella...¿mito o realidad?

Huevos y salmonella...¿mito o realidad?

Tal vez hayas escuchado antes que los huevos pueden estar contaminados con salmonella, una peligrosa bacteria que ocasiona infección intestinal, diarrea, fiebre y deshidratación. La salmonelosis es una enfermedad frecuente en los países cálidos, ya que el clima es propicio para que se reproduzca y contamine toda clase de alimentos.

Es común que se hable durante el verano de brotes de salmonelosis en algún restaurante o mercado. ¿Pero cómo llega esta bacteria hasta nuestras casas?

En el caso del huevo, se trata de un alimento con alto riesgo de contaminación, ya que puede entrar en contacto con las heces de la gallina. La salmonella se aloja en los intestinos de animales y seres humanos, y puede reproducirse en cualquier ambiente cálido y húmedo, como el nido de una gallina. A continuación, estos huevos infectados son vendidos y consumidos por personas que terminan contrayendo la enfermedad. Es importante saber que el huevo no es el único alimento que puede estar afectado, pero sí uno de los más comunes; otros son verduras y frutas frescas o en general cualquier alimento preparado sin respetar las reglas básicas de higiene.

Aunque es cierto que en el caso de frutas y verduras frescas lo más sencillo es lavarlas y desinfectarlas, en el caso del huevo no podemos hacer esto. Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta...¿podemos hacer recetas con huevos crudos o tibios durante el verano?

¿Cómo evitar el contagio?

¿Cómo evitar el contagio?

Para eliminar esta bacteria lo primero y más importante es lavar y desinfectar adecuadamente nuestros alimentos antes de prepararlos, así como mantener nuestra cocina siempre limpia. Lava muy bien todos los cuchillos y recipientes que utilices para cocinar, sin olvidar la tabla para cortar que debemos dejar remojando en cloro 1 vez por semana. 

Al momento de preparar tus alimentos, recuerda que, para matar la bacteria, es necesario que la comida alcance temperaturas superiores a los 65° C. Esto quiere decir, en el caso del huevo, que lo mejor es evitar los huevos estrellados, duros o pasados en agua que tengan la yema cruda. 

En el caso de las recetas que llevan huevo crudo o tibio, lo que puedes hacer es lo siguiente:

  • Si vas a preparar mayonesa, puedes sustituir el huevo por un poco de leche o claras pasteurizadas, que podrás comprar en el supermercado en tetra pack o botella.
  • Para hacer mousse o merengue, puedes utilizar claras pasteurizadas, líquidas o en polvo. 
  • Si vas a hacer carne tártara, puedes usar la misma clara que en las anteriores, o simplemente omitirla.
  • En las tiendas veganas puedes encontrar sustitutos de huevo que ayudan a dar la misma consistencia a tus platillos. 

Por último, recuerda que los niños, las personas de la tercera edad y las mujeres embarazadas deben prestar especial atención a la preparación de los alimentos, y no se recomienda que consuman huevo crudo o poco cocido. 

 

Importante: Nuestra intención es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. Es recomendable que antes de seguir estos consejos, siempre consultes a tu médico de confianza.

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Un SMOOTHIE VERDE lleno de energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

Mujer pierde su anillo de bodas y 13 años después lo encuentra en un lugar que nunca habría imaginado ¿Sabes qué pasa realmente cuando una mosca se posa en tu comida?