Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Sorbete de limón/Sorbete de limón al cava

De

Este sorbete de limón al cava, receta para el menú de Fin de Año, se puede guardar en el congelador durante una hora o dos, pero no conviene prepararlo con mayor antelación, ya que el vino perdería la efervescencia. Se puede servir como postre digestivo y refrescante, o mejor entre plato y plato, si la comida es abundante.

Puntúa esta receta 0/5 (0 Votos)

Ingredientes

  • Sorbete limón:
  • 4 limones grandes (el equivalente a 1 vaso en zumo) 200 gramos de azúcar
  • ½ litro de agua
  • 2 claras de huevo
  • Piel rallada de 1 limón
  • una pizca de sal
  • Sorbete de limón al cava:
  • 1 botella de cava bien frío
  • 6 limones
  • 250 gr. azúcar
  • 150 cc. agua

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Media
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Sorbete de limón: Pon a cocer el agua con el azúcar, no muevas con la cuchara. Cuando empiece a hervir, deja cocer durante 10-12 minutos. Mientras tanto, ralla la piel de un limón y haz zumo de los cuatro limones. Cuando el almíbar esté listo, déjalo enfriar y entonces mézclalo con el zumo de limón y la piel rallada. Introduce en el congelador hasta que empiece a congelarse. Entonces monta las claras a punto de nieve con el pellizco de sal y mézclalas con el semi-granizado. Vuelve a introducir el recipiente en el congelador hasta que se congele. En el momento de servir, retira unos minutos antes del congelador, raspa el sorbete de limón y sírvelo en copas acompañado de unas rodajitas de limón para decorar.

Paso 2

Sorbete de limón al cava: Exprime los limones, cuela el zumo y reserva la cáscara de dos de ellos, lavada. Prepara un almíbar ligero calentando en un cazo el agua con el azúcar. Cuando rompa el hervor, deja cocer un minuto, añade la cáscara de dos limones y deja enfriar. Mezcla aparte el zumo de limón, colado, con el cava, bien frío. Añade el almíbar frío y colado, remueve ligeramente y vierte en bandejas metálicas. Congela una hora, o hasta que los bordes estén cristalizados. Rompe con un tenedor, removiendo. Vuelve a congelar una hora, batiendo de nuevo. Deja ahora congelar por completo. A la hora de servir bate con varillas para que quede ligero y semilíquido. Sirve al momento en copas.

También te gustará

Comenta esta receta

Granissat de llimona i cava Sorbete de melón