Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tu fregadero tiene más bacterias que tu inodoro

Tal vez no lo sabías, pero tu fregadero contiene muchas más bacterias que el inodoro por extraño que eso pueda sonarnos.

 

El fregadero de nuestra cocina puede llegar a ser un importante foco de infección. El hecho de ser una zona húmeda a la que se le añaden restos de diferentes alimentos, hace de este espacio el lugar idóneo para el desarollo de mircoorganismos.

Los restos de jabón también contribuyen a la creación de una capa bacteriana  por lo que hay que prestar especial antención no solo al lavado del fregadero, sino a la desinfección regular de éste.

 

Tu fregadero tiene más bacterias que tu inodoro

 

Para desinfectar el fregadero puedes usar agua tibia y detergente con bicarbonato de sodio. El vinagre es también un elemento de lo más útil para la desinfección.

Por otra parte, la limpieza regular del fregadero dependee también del material con el que esté fabricado. No limpiaremos igual un fregadero de acero inoxidable que uno de piedra natural.

En el caso de los fregaderos de acero inoxidable, utiliza un limpiador de textura cremosa y una esponja o estropajo no metálico para no dañar la superficie. Sécalo a continuación con un trapo limpio.

 

En lo que se refiere a las tuberías, evita los restos de comida en el fregadero. A veces se nos escapa algún que otro trocito de carne o restos de ensalada, pero intentemos en la medida de los posible que no lleguen al fregadero. Utiliza regularmente un limpiador de tuberías para que estas no desprendan un fuerte olor en la cocina y evitemos los atascos.

 

Por último, cambia regularmente de esponja o bayeta, ya que estas son otro gran foco de bacterias.

 

Más cosas que tienes que saber sobre la limpieza de tu cocina.

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Un SMOOTHIE VERDE lleno de energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

10 toppings que tienes que probar con el helado de vainilla Las razones por las que el jugo de uva es todavía mejor de lo que piensas