Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Pon la carne molida en una bolsa de plástico, pasa un rodillo encima y, ¡mira lo que pasa!

Este truco te dejará con la boca abierta

introducción

La carne molida de res o cerdo es muy difícil de congelar ya que, a diferencia de filetes o pechugas de pollo, para tomar una porción es necesario descongelarla a medias. Esto hace que su sabor empeore y pierda sus nutrientes y, en el peor de los casos, que se eche a perder. 

Si tienes carne molida fresca pero no quieres prepararla toda, te explicamos paso a paso cuál es la mejor manera de congelar el resto para que puedas usar porciones más pequeñas sin complicaciones. 


Más artículos recién sacados del horno



Comenta este artículo