Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Estos son los síntomas de que tu intestino está cargado de toxinas

,
Rebañando

 

En tu tracto intestinal hay todo un ecosistema de microorganismos cuyo equilibrio es tan delicado como clave para tu salud. A esto se le llama microbioma intestinal y factores como una dieta poco cuidada o el uso excesivo de antibióticos (entre otros) pueden originar su desequilibrio y, con él, efectos tan indeseados como estos:

 

1. Problemas digestivos (dolor abdominal, estreñimiento o diarrea, hinchazón...).

2. Alergias.

3. Antojos (sobre todo de azúcar).

4. Infecciones por levaduras.

5. Aumento de peso.

6. Acné, eczemas, psoriasis o urticarias.

6. Dolor articular.

7. Depresión.

8. Dificultades de aprendizaje y/o comportamiento.

9. Confusión general.

 

Cuando el equilibrio no es el adecuado y las bacterias "dañinas" se hacen con el control, pueden darse inflamaciones en diferentes partes del cuerpo, perjudicando por igual a nuestro estómago, nuestra piel, nuestras articulaciones... El metabolismo también se ve afectado, resultando en una mayor propensión a ganar peso aún sin cambiar nuestros hábitos alimenticios significativamente. El alcance de los efectos llega hasta los terrenos de la salud mental, dando lugar a ansiedad, depresión, fatiga y confusión.

 

 

TRATAMIENTO:

Nuestros mejores aliados para corregir estos trastornos son:

1. Los probióticos. Son aquellas bacterias saludables que encontramos en los alimentos fermentados de forma natural como el yogur, el chucrut o el kéfir. También los podemos encontrar en forma de suplemento alimenticio.

2. Los prebióticos. Son aquellos alimentos que sirven, valga la redundancia, para alimentar a las bacterias de las que hablábamos antes (entre ellos las alcachofas, el ajo, las cebollas, los espárragos, las zanahorias y los puerros).

3. Los suplementos antimicrobianos. Para acabar con los organismos patógenos, los mejores alimentos a los que podemos recurrir son el ajo, el orégano, la berberina, el extracto de semilla de pomelo, el ácido caprílico, el extracto de hoja de olivo, la uva ursi...

4. Reducir la ingesta de azúcar. Estos patógenos prosperan y se reproducen mejor con dietas altas en azúcar y carbohidradatos refinados. El primer paso para recuperar el equilibrio es cortar con ellos.

 

Importante: Nuestra intención es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. Es recomendable que antes de seguir estos consejos, siempre consultes a tu médico de confianza.

 

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Smoothie verde para empezar el día con energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

Suculentas hamburguesas de atún con avena ¡ricas y nutritivas! ¡Cuidado! Estos son los alimentos que hacen engordar tus caderas