Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Rubiols de mermelada de albaricoque

De

Delicioso postre mallorquín! podéis rellenarlo de requesón, crema o la mermelada que más os guste.

Puntúa esta receta 3.4/5 (5 Votos)

Ingredientes

  • Para 40 rubiols más o menos:
  • 1 kg de harina
  • 3 yemas de huevos
  • 350 gramos de manteca
  • 300 gramos de azúcar
  • 100 gramos de leche
  • 100 gramos de zumo de naranja
  • 120 ml de aceite de girasol
  • ralladura de la piel de un limón
  • Para la mermelada de albaricoque:
  • 1 kg de albaricoques
  • 750 gr de azúcar aproximadamente
  • el zumo de medio limón.

Especificaciones

Dificultad Media
Coste Medio

Preparación

Paso 1

El día de antes, prepararemos la mermelada de albaricoques para que esté lo suficientemente fría como para que podamos trabajar con ella. Lo primero que haremos, es lavar bien los albaricoques y ponerlos a hervir unos 5-10 minutos.

Los escurrimos, los pelamos (en la medida de lo posible, si no tampoco va a pasar nada) y les retiramos los huesos. Pesamos el total de la pulpa y le añadimos la misma cantidad de azúcar. Añadimos además el zumo de medio limón (el zumo del limón nos ayudará a que la mermelada quede más compacta). Cuando veamos que nuestra mermelada empieza a espesar y se queda pegada a la cuchara (mejor de madera), retiramos el fuego y dejamos enfríar para poder trabajar con ella sin peligro de quemarnos.

Paso 2

Para preparar la masa de los rubiols, batiremos las yemas de los huevos, la manteca, el aceite, el zumo de naranja y la leche.
Mezclamos y cuando quede todo integrado añadiremos el azúcar. Una vez esté diluido, añadiremos la harina poco a poco. No debe quedar una masa demasiado consistente así que hay que amasar poco a poco y no durante demasiado tiempo.
Una vez tengamos la masa hecha., la extenderemos sobre una superficie enharinada dejándola con un grosor de medio centímetro más o menos.

Paso 3

Cortaremos en círculos (para ello es muy útil las copas de cava, de esas bajas).

Pondremos en medio del círculo el relleno elegido (en nuestro caso mermelada de albaricoque) y cerraremos los círculos formando una media luna. Presionaremos con los dedos y terminaremos de cerrar con la ayuda de un tenedor (a la hora de cerrarlos podemos darles diferentes formas para asi distinguir de qué están rellenos)

Colocaremos los rubiols encima de una bandeja de horno con papel de hornear separados unos de otros porque crecerán.
Horneamos durante 15 mínutos a 200 grados.

También te gustará

Comenta esta receta

Crema de albaricoque con almendras Manzanas al horno rellenas de albaricoques e higos