Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Estas son las 8 picaduras de insectos más comunes que debes reconocer

 

El riesgo de ser víctima del ataque de algún fastidioso insecto es uno de los riesgos más comunes a los que estamos expuestos cada día. Que todo quede en una anécdota es muy fácil si sabemos identificar qué nos ha picado y qué peligros puede conllevar:

 

DE MOSQUITO

DE MOSQUITO

Todos la hemos sufrido alguna vez y sabemos qué aspecto tiene (una especie de burbuja subcutánea que nos produce mucha picazón). No requiere de cuidados especiales, aunque podemos usar cremas específicas para este propósito si lo consideramos necesario. En unos pocos días desaparecerá; si no es así, es imprescindible acudir al hospital, pues el insecto podría habernos contagiado algo.

 

 

 

DE PULGAS

DE PULGAS

Aparecerán en pequeños grupos y provocarán un picor muy intenso. A pesar de ello, debemos evitar rascarnos a toda costa, pues podríamos infectar las picaduras. Debemos lavar la zona con agua y jabón y aplicar una loción de calamina o cualquier otra pomada que nos recomiende un especialista.

 

 

 

DE CHINCHES

DE CHINCHES

Mientras en algunas personas apenas provocan ninguna reacción, en la piel de otras pueden surgir erupciones con picazón y dolor intenso. La higiene es clave en este caso: lávate muy bien con agua y jabón, poniendo especial énfasis en las zonas afectadas y, si la cosa se agrava, visita a tu médico.

 

 

 

DE ARAÑA

DE ARAÑA

No, no son letales. De hecho, la mayoría de las mordeduras de araña son completamente inocuas. A menos que se trate de una especie peligrosa (viuda negra, araña reclusa), bastará con lavar bien la zona y tomar algún medicamente genérico para el dolor.

 

 

 

DE GARRAPATA

DE GARRAPATA

Esta es de las picaduras más fácilmente identificables, por la sencilla razón de que después de picarnos la garrapata seguirá ahí, enganchada a nuestra piel. Lo primero es extraerla, con la ayuda de unas pinzas y usando aceite o alguna fuente de calor. Lo segundo, limpiar la herida e ir al hospital: son vectores transmisores de numerosas enfermedades.

 

 

 

DE HORMIGAS

DE HORMIGAS

La mayoría de las hormigas apenas conseguirán que notemos su mordedura. Otras como la hormiga roja, sin embargo, inyectan un veneno que inflamará la piel y provocará normalmente la aparición de una ampolla. Conviene tratarla con una crema con cortisona pero no reventarla, de manera que no se expanda la infección.

 

 

 

DE ALACRÁN O ESCORPIÓN

DE ALACRÁN O ESCORPIÓN

Evidentemente se trata de una de las menos comunes, pero también de una de las más peligrosas. Retira el aguijón con mucho cuidado, pues podrías apretar el depósito del veneno que se encuentra en él y liberarlo dentro de tu cuerpo. Lava concienzudamente el área alrededor de la picadura y aplica hielo para calmarla (repite este proceso tantas veces como sea necesario). Si notas cualquier otro síntoma, no dudes en buscar ayuda especializada.

 

 

 

DE ABEJA O AVISPA

DE ABEJA O AVISPA

Duelen mucho, pero normalmente eso es todo. A menos que seas alérgico al veneno de estos insectos, en cuyo caso debes solicitar atención médica lo antes posible.

 

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Un SMOOTHIE VERDE lleno de energía

¡Un delicioso y nutritivo smoothie verde para recuperar energías!

Un smoothie ideal para el desayuno.

Comenta este artículo

Estos FAMOSOS confiesan EN QUÉ SE GASTARON su PRIMER SUELDO Cómo hacer pan de semillas en casa fácilmente