Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Descubre cuál es el queso que menos engorda del supermercado

la leche tiene la culpa

Antes de hablar de las características nutricionales del queso (entre las que se encuentran las calorías) debemos saber que dependiendo del tipo de leche que se utilice durante el proceso de elaboración y el tiempo de maduración del mismo, el queso engordará más o menos debido a la cantidad de nutrientes que se concentran en él. 

No está de más recordar que los quesos se elaboran con leche de vaca, oveja, cabra y búfala. Lácteos que son bastante similares pero que difieren en su contenido en grasa. Según los últimos estudios presentados en relación a este tema, la leche de búfala y de oveja tienen más grasa y mayor cantidad de colesterol. Una afirmación que implica que hay que tener más cuidado a la hora de consumirlos. 


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Tartiflette, una receta para los muy amantes del queso

 

Pan, patatas, bacon y, por supuesto, mucho queso. ¿Qué es? Una tartiflette en formato fondue, o dicho de otro modo, el paraíso de los muy queseros.

 

INGREDIENTES: 

  • 1 pan de campo o pan de pueblo.
  • 1 queso reblochon.
  • 15 patatas pequeñas.
  • 7 u 8 lonchas de bacon.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolleta.
  • Sal gorda.
  • Aceite de oliva.

 

PREPARACIÓN:

1. Abre el pan por la mitad y vacía la base de miga con la ayuda del cuchillo de pan y una cuchara. En el hueco, coloca el queso. Tápalo de nuevo con la parte de arriba, envuélvelo por completo en papel de aluminio e introdúcelo en el horno a 180 ºC durante 30 minutos.

2. Mientras, pon a hervir 15 patatas pequeñas en agua salada.

3. Corta las lonchas de bacon en dos y extiéndelas. Cuando estén hechas, envuelve cada una de las patatas en uno de los trocitos de bacon y ponlas en una bandeja para hornear junto con los dientes de ajo machacados (sin pelar), un chorrito de aceite de oliva y sal. Hornea durante 20 minutos a 180 ºC.

4. Saca el pan del horno, ábrelo y espolvorea la cebolleta picada por encima del queso.

 

Sírvelo todo junto y moja las patatas en el queso antes de llevártelas a la boca. ¡Mmmh!