Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Pimientos del piquillo rellenos de gambas

De

Un plato exquisito, quedan perfectos para cualquier ocasión.

Puntúa esta receta 4.5/5 (4 Votos)

Ingredientes

  • Un tarro de pimientos del piquillo (400 gramos)
  • 300 gramos de gambas peladas crudas
  • 1 cebolla picada
  • Nuez moscada al gusto
  • Pimienta molida al gusto
  • Un diente de ajo
  • Perejil picado al gusto
  • ½ litro de leche
  • Dos cucharadas soperas de harina de maíz maicena
  • Sal
  • Harina para rebosar
  • PARA LA SALSA
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Un chorrito de leche
  • 5 pimientos del piquillo
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito casero
  • ½ cebolla picada

Especificaciones

Personas 13
Dificultad Media
Coste Medio

Preparación

Paso 1

En una sartén con una cucharada y media sopera de aceite de oliva, echamos un diente de ajo picado. Lo vamos rehogando hasta, que llegue casi a dorarse a fuego medio alto.
Llegado a ese punto le añadimos la cebolla picada junto con un pelín de sal y dejamos pochar durante 4-5 minutos.

A continuación, le añadimos las gambas en trocitos, y con el fuego medio alto igual que antes, la sofreímos y cuando vaya cogiendo color, le añadimos el perejil picado al gusto.
Ahora le agregamos las dos cucharadas soperas de harina y mezclamos sin dejar de remover. Empieza a ser grumoso y se os hará como bolas, pero no os asustéis, ahora vamos echando la leche poco a poco sin dejar de remover y veremos cómo se va disolviendo todo poco a poco.
Tiene que quedar una textura suficientemente espesa, para que luego sea manejable y poder rellenar los pimientos.

Una vez añadida toda la leche, y conseguir la textura deseada, le añadimos una pizquita de pimienta molida y un pelín de nuez moscada.
Mezclamos y dejamos unos minutos sin dejar de remover.
Estará lista cuando la masa se desprenda de las paredes de la sartén, entonces, retiramos del fuego y dejamos reposar.

Ahora, empezamos con la salsa.
En una sartén con dos cucharadas soperas de aceite de oliva, pochamos media cebolla picada.
Añadimos los 5 pimientos tal cual, el tomate frito, la nata y un poco de sal.
Le damos un golpe de calor, mientras vamos partiendo los pimientos dentro de la sartén, y mezclamos todo. Le añadimos un chorrito de leche para conseguir el espesor de salsa que deseemos.
Lo dejamos unos 3 minutos para, que vaya cocinándose la nata. Luego lo pasamos a un recipiente y batimos la salsa. Reservamos.

Empezamos con los pimientos.
Ponemos harina en un plato. Vamos cogiendo los pimientos uno a uno, lo abrimos con las manos y con la ayuda de una cucharita los rellenamos poco a poco.
El relleno debe de quedar lo más compacto posible, presionando con cuidado para no dejar hueco y sin que se rompa el pimiento. ¡Cuidado con éste paso!

Una vez todos rellenos, los pasamos por harina y lo doramos un pelín. No es necesario freírlos mucho, sólo sellarlos.

Terminado éste paso, lo vamos pasando a la fuente donde lo vayamos a servir y los cubrimos con la salsa reservada.
Adornamos al gusto y listo.

También te gustará

Técnicas de cocina

Croquetas de queso y coliflor, exquisitas y ligeras

 

Estas suculentas croquetas lo tienen todo para triunfar... ¡no dejarás ni una!

 

INGREDIENTES: 

  • 1/2 coliflor.
  • 1/2 cebolla picada.
  • 30 gr de pan rallado.
  • 25 gr de queso rallado.
  • 25 gr de parmesano.
  • 1 huevo.
  • Cebolleta picada.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

 

PREPARACIÓN:

1. Trocea y pon a cocer la media coliflor (10 minutos aproximadamente). Una vez cocidos, pon los trozos en un gran bol o ensaladera y aplástalos con un tenedor.

2. Añade la media cebolla picada y el pan rallado. Esparce queso rallado sobre toda la superficie y, sobre él, el parmesano. Ahora ya solo queda por agregar una pizquita de sal y el huevo (sin batir).

3. Con la ayuda de unas tijeras, pica un poco de cebolleta directamente sobre la mezcla. Remueve e integra bien todos los ingredientes.

4. Agarra pedacitos de la masa y ve dándole forma a las croquetas con las manos.

5. Suficientemente separadas entre sí, disponlas sobre una bandeja con papel para hornear y píntalas con un poco de aceite.

6. Mételas en el horno (ya precalentado) durante 15 minutos a 190ºC.

 

Sírvelas mientras aún estén calientes y acompañadas de la salsa que más te guste. 

 

Comenta esta receta

Pimientos del piquillo rellenos en hojaldre PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS DE PISTO MANCHEGO Y GULAS