Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Mermelada de piña

De

Puntúa esta receta 0/5 (0 Votos)

Ingredientes

  • 500 gr. de piña natural sin piel
  • 30 ml. de agua
  • 230 gr. de azúcar
  • zumo de ½ limón
  • una pizca de sal
  • una pizca de vainilla en polvo

Especificaciones

Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 35minutos
Tiempo de cocción 30minutos
Coste Económico
Adapted from recetasbonappetit.wordpress.com

Preparación

Paso 1

Cortamos la piña en trozos pequeños, quitándole la parte central que es muy fibrosa.

Paso 2

Colocamos la piña con el resto de ingredientes en un bol grande y apto para meter en el microondas. Mezclamos bien para que se integre todo el conjunto. Tapamos con papel film y pinchamos haciéndole unos agujeros.

Paso 3

Metemos al microondas durante 15 minutos a máxima potencia. Pasado ese tiempo, y con cuidado de no quemarnos, quitamos el papel film y trituramos con una batidora. Volvemos a meter al microondas durante 15 minutos más, pero esta vez sin taparlo.

Paso 4

Sacamos y colocamos la mermelada en el tarro donde vayamos a conservarlo. Dejamos enfriar y después lo metemos en la nevera herméticamente bien cerrado.

Paso 5

Tendremos que dejar que transcurra al menos un día antes de poder consumir la mermelada.

Si queremos conservar la mermelada por más tiempo, podemos embotar. Para ello, esterilizamos unos botes o tarros y sus tapas: los hervimos durante unos 30 minutos en agua limpia. Las tapas se esterilizan de igual modo, pero separadas de los botes. Una vez esterilizados, se llenan los botes con mermelada. Lo hacemos poco a poco, y con la mermelada no muy caliente, así evitaremos bolsas de aire y que pueda estallar el cristal. Hay que llenar los tarros hasta cubrir todo el bote. Cerramos bien y esterilizamos de nuevo en agua hirviendo. El agua debe cubrir por completo los tarros. El tiempo de esterilización es de 20 minutos como mínimo y de 30 minutos como máximo. El siguiente paso es dejar enfriar los botes. Y para conservar perfectamente las conservas, conviene mantenerlas en un sitio fresco, seco y protegido de la luz.

También te gustará

Técnicas de cocina

Pudín antioxidante de manzana y chía ¡el desayuno más fácil y rápido!

Si quieres empezar tu día con un desayuno saludable que te llene de energía, entonces tienes que probar este pudín de manzana y chía. Tiene un alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y proteína, ¡todo lo que tu cuerpo necesita! Lo mejor de todo es que puedes prepararlo la noche anterior en un frasco y llevarlo contigo a cualquier lugar. ¿Se te antojó?

 

Ingredientes

  • 2 cdas de semillas de chía
  • 50 ml de leche de coco
  • 2 cdas de miel de maple
  • 2 manzanas
  • 2 cdas de granola
  • 1 pizca de canela en polvo
  • arándanos, pasas o bayas de goji para decorar

Preparación

  1. En un tazón o frasco mezcla 2 cdas de chía con 2 o 3 cdas de leche de coco, lo suficiente para que queden cubiertas. Endulza con miel de maple, stevia o azúcar.
  2. Aparte, corta 2 manzanas en trozos medianos, e introduce en la licuadora con la granola, canela, miel de maple y leche de coco restante.
  3. Licua hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. 
  4. Vierte en un tazón o frasco un poco de manzana molida, añade la chía y refrigera durante toda la noche.
  5. Por la mañana, sirve con fruta picada, coco rallado, pasas, almendras o tu topping favorito. ¡Delicioso!

Comenta esta receta

Aguacates rellenos de ensaladilla de cangrejo y piña Brochetas de gambas, piña y mozzarella