Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

La dulce historia de la pastelería: receta de Sacher Torte

La dulce historia de la pastelería: receta de Sacher Torte

 

SACHER TORTE

 

EL SECRETO DE LA SACHER TORTE

El secreto de la receta de la Sacher Torte está guardado celosamente por los responsables del Hotel Sacher en Viena, desde hace más de 180 años. 

Este pastel presenta dos capas de bizcochuelo de chocolate y una fina capa de mermelada de damasco entre ambas. Luego el pastel es glaseado con una gruesa capa de chocolate negro.

Según la historia, este pastel fue creado en 1832 for Franz Sacher, un aprendiz de pastelería que logró pasar a la historia al sorprender al príncipe Klemens Wenzel Lothar von Metternich con su creación. El canciller del imperio austro-húngaro solicitó un pastel con motivo de una importante fiesta, y al caer enfermo el Jefe Pastelero, el joven Sacher tuvo que tomar las riendas de la cocina, y creó este delicioso postre que obtuvo un éxito rotundo, y también algunas disputas. 

Existió un largo litigio entre el Hotel Sacher, fundado por el hijo de Franz Sacher, y la famosa pastelería austríaca Demel, donde el hijo de Franz trabajó y preparó durante muchos años el pastel que su padre había inventado. Ambos establecimientos reclamaron el derecho de denominar Sacher a la torta que comercializaban, litigio que ganó el Hotel luego de varios años de disputa. 

Hoy en día miles de turistas visitan la ciudad de Viena con la intención de probar la receta original de este famoso pastel.

 

La dulce historia de la pastelería: receta de Sacher Torte

RECETA DE SACHER TORTE

INGREDIENTES:

90 g de manteca

1 cucharadita de esencia de vainilla

100 g de cobertura de chocolate semi-amargo

160 g de azúcar 

100 g de harina

130 g de claras de huevo

Una pizca de sal

90 g de yemas

400 g de mermelada de damascos, tamizada

 

Para la cobertura:

250 g de chocolate cobertura semi-amargo

250 g de azúcar

125 cc de agua

 

PREPARACIÓN:

Fundir el chocolate con la manteca, una vez fundido, dejar entibiar.

Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta obtener un punto letra.

Batir las claras con la otra mitad del azúcar hasta obtener picos flexibles.

Incorporar al chocolate fundido la pizca de sal, la esencia de vainilla y las yemas. Mezclar bien e incorporar en alternancia las claras y el harina tamizada, con movimientos envolventes. 

En un aro de 20 cms de ancho por 6 cm de alto, previamente enmantecado, verter la preparación y llevar a horno a 170º c  durante 35 minutos. 

Una vez cocido, dejar enfriar, y una vez frío, cortar a la mitad.

Realizar el baño Sacher, metiendo en una cacerolita el agua y el azúcar y hervir hasta formar un almíbar. Luego agregar al almíbar el chocolate previamente picado, revolver hasta llegar a los 110ºc , retirar del fuego y verter en un bowl. Volcar 1/8 de la preparación de chocolate sobre la mesada, y agitar con una espátula metálica durante medio minuto, luego volver esta parte del chocolate al bowl y mezclar bien. Templando el chocolate de esta forma, vamos a obetener un baño brillante. 

Para el armado de la torta, debemos untar una de las mitad de la torta con la mermelada de damascos, formando una capa de 1/2 centímetro. Unir ambas mitades y cubrir la torta, incluyendo los laterales, con el resto de la mermelada. Dejar orear a temperatura ambiente, hasta que el dulce esté seco, y luego bañar la torta sobre una rejilla. Dejar orear hasta que se seque. Con un cornet de papel también podemos escribir la palabra Sacher sobre la torta con el mismo baño de chocolate.

 

La dulce historia de la pastelería: receta de Sacher Torte

 

 

 

 

 

 

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Bolo brigadeiro, la tarta de cumpleaños más suave y chocolatosa de todas

El bolo brigadeiro es una tarta tradicional de Brazil, que se prepara usualmente para celebrar un cumpleaños o cualquier ocasión especial. Su bizcocho suavecito y su cobertura dulce combinan a la perfección en esta receta que encantará a chicos y grandes por igual. El toque especial lo daremos decorando con los chocolates favoritos de los peques, logrando una presentación increíble con poco esfuerzo. 

 

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • 200g de chocolate oscuro
  • 50g de mantequilla
  • 150g de nata espesa
  • 3 huevos
  • 100g de azúcar
  • 20 ml de aceite
  • 150g de harina
  • 100g de cacao
  • 1 cdta de polvos para hornear
  • 1 cdta de bicarbonato
  • 100g de yogurt natural

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche condensada.
  2. Añade el chocolate oscuro, la mantequilla y la nata, y remueve hasta obtener una mezcla homogénea. Reserva.
  3. En un tazón bate los huevos con el azúcar y el aceite.
  4. Incorpora poco a poco harina tamizada, cacao, polvos para hornear y bicarbonato sin dejar de batir. Por último agrega el yogurt. 
  5. Vierte la masa en un molde engrasado y hornea a 180°C entre 20 y 25 minutos. 
  6. Deja enfriar en una rejilla y corta por mitad horizontalmente. 
  7. Unta una parte con la cobertura de chocolate, cubre con el otro bizcocho y termina de cubrir completamente la superficie.
  8. Decora los bordes con chocolate kit kat, coloca ferrero rocher en el centro y completa la decoración con el restante de cobertura. 

Comenta este artículo

Las tradiciones más dulces: buñuelos de viento para celebrar el Día de Todos los Santos Frappuccino de Starbucks: te damos la receta secreta