Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Mini torrijas

De

Teníamos antojo desde hace mucho tiempo de preparar unas torrijas que pudieran comerse de un solo bocado y tras probarlas solo puedo decir que tenía que haberlas preparado muchísimo antes porque están “pa morirse”.
Si te animas con la receta solo te daremos un consejo, prepara bastantes porque estas mini torrijas van a volar de tu cocina ;)

Puntúa esta receta 3/5 (45 Votos)

Ingredientes

  • - 4 rebanadas grandes de pan especial para torrijas (como las de pan de molde pero más gruesas)
  • - 1 vaso de leche (250 ml)
  • - 1/4 de vaso de vino dulce tipo moscatel (unos 65 ml)
  • - 2 cucharadas de azúcar
  • - 2 huevos enteros
  • - Medio vaso de miel (unos 125 ml)
  • - Medio vaso de agua (unos 125 ml)
  • - Aceite para freír (de girasol o de oliva
  • a tu gusto)
  • - Azúcar glas y canela en polvo

Especificaciones

Dificultad Fácil
Coste Económico

Preparación

Paso 1

1º) Corta la barra de pan en rebanadas de más o menos un dedo de grosor. El pan para torrijas debe ser del día antes o estará demasiado blando y se deshará en los baños de leche o huevos. Si usas pan especial para torrijas no es necesario que esté duro pues su grosor especial ayuda a que no se desborone la torrija. Si solo tienes una barra de pan fresco corta las rodajas un poco más gruesas para que no se deshagan.
2º) Coge el vino y caliéntalo un poco en un cazo (no uses el microondas). Hacemos esto para poder disolver las tres cucharadas de azúcar pues en frío no se disuelven bien. Así que una vez caliente añade el azúcar y mezcla hasta que esté bien disuelto. Después mezcla con la leche (que puede estar fría o tibia) en una fuente y ve bañando las rebanadas de pan por ambas caras. Después de pasarlas por la leche déjalas sobre otra fuente para que suelten el exceso de líquido.
3º) Pon en una sartén a calentar aceite de girasol suficiente para que puedas meter las torrijas. Coge los huevos y bátelos bien. Pasa cada torrijas por ambas caras por el huevo batido.
4º) Cuando el aceite esté caliente añade las torrijas. Deja que se doren por un lado antes de darles la vuelta. Puedes ayudarte de una pinza si te resulta más cómodo y cuando las torrijas tengan buen color por ambas caras sácalas y déjalas escurrir sobre papel absorbente en una bandeja.
5º) Cuando estén todas las torrijas preparadas espolvorea canela molida y azúcar glas a tu gusto.
6º) Solo queda darle el baño dulce a las torrijas. Pon la miel con el agua a calentar en un cazo y cuando la miel esté bien fluida y mezclada con el agua baña las torrijas por ambos lados. Fuera de la cocina y a comer!!!

Las rebanadas de algunas marcas de pan especial para torrijas (por ejemplo el pan de torrijas de Mercadona) son más pequeñas de lo normal. En este caso quizás necesites 1 rebanada y media por persona para no quedarte con ganas ;)

Para disfrutar de una torrija lo más importante es que se mantengas jugosas y no se resequen. La mejor manera de evitar esto es mantenerlas en un recipiente cerrado con abundante miel (rebajada con agua).

También te gustará

Técnicas de cocina

MUGCAKE de chocolate: el postre más rápido y más sencillo de realizar

Te presentamos el postre más sencillo y rápido para una urgencia de chocolate. No necesitas ensuciar todos los cacharros de la cocina, ¡Ni siquiera necesitarás un horno!

Descubre la receta de Mugcake de chocolate que volverá locos a los amantes del dulce.

Comenta esta receta

Torrijas Torrijas