Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Mermelada de Mandarina

De

Con esta deliciosa receta sale bastante cantidad (6 frascos; en total), imagínense que tuve que ponerme a hervir frascos a último momento. Lo que sí, les aconsejo utilizar una olla BIEN grande ya que esta preparación tiene mucho líquido y si la olla es muy justa cuando hierva va a rebalsar. Por eso mismo, no olviden hacer la prueba del platito, esta mermelada es muy engañosa (con decirles que creí que estaba lista y no, tuve que volverla a cocinar!)

Puntúa esta receta 4/5 (3 Votos)
Mermelada de Mandarina 2 fotos

Ingredientes

  • Mandarinas
  • 2 k.
  • Azúcar
  • 1,400 kg.
  • Jugo de 2 limones.
  • Agua
  • 1 taza.

Especificaciones

Dificultad Media
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Rallá la piel de las mandarinas y conservala. Pelalas, separá los gajos y quitales el hollejo blanco (también recomiendo que la fruta sea grande, las mías eran chiquitas y me volví loca!), los filamentos y las semillas. Conservá el jugo que caiga.

Paso 2

En un bol, mezclá los gajos limpios, la ralladura y el azúcar. Dejá reposar en la heladera hasta el día siguiente.

Paso 3

Una vez reposado, mezclá bien con una cuchara de madera. Volcá la preparación en una olla y cociná a fuego medio (170 a 180° C), mientras seguís revolviendo, hasta que los gajitos se deshagan.

Paso 4

Cuando empiece a espesar, agregá el jugo de limón, previamente disuelto en la taza de agua. Seguí cocinando hasta lograr el punto mermelada*.

Paso 5

Mermelada de Mandarina - Paso 5

Conservá la mermelada en frascos bien esterilizados.

*Para comprobar el punto de la mermelada; colocá un poco de la preparación en un plato playo dejá que se enfríe y hacele un surco en el medio; si queda separado y no se vuelve a juntar, el punto esta logrado.

También te gustará

Técnicas de cocina

Pudín antioxidante de manzana y chía ¡el desayuno más fácil y rápido!

Si quieres empezar tu día con un desayuno saludable que te llene de energía, entonces tienes que probar este pudín de manzana y chía. Tiene un alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y proteína, ¡todo lo que tu cuerpo necesita! Lo mejor de todo es que puedes prepararlo la noche anterior en un frasco y llevarlo contigo a cualquier lugar. ¿Se te antojó?

 

Ingredientes

  • 2 cdas de semillas de chía
  • 50 ml de leche de coco
  • 2 cdas de miel de maple
  • 2 manzanas
  • 2 cdas de granola
  • 1 pizca de canela en polvo
  • arándanos, pasas o bayas de goji para decorar

Preparación

  1. En un tazón o frasco mezcla 2 cdas de chía con 2 o 3 cdas de leche de coco, lo suficiente para que queden cubiertas. Endulza con miel de maple, stevia o azúcar.
  2. Aparte, corta 2 manzanas en trozos medianos, e introduce en la licuadora con la granola, canela, miel de maple y leche de coco restante.
  3. Licua hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. 
  4. Vierte en un tazón o frasco un poco de manzana molida, añade la chía y refrigera durante toda la noche.
  5. Por la mañana, sirve con fruta picada, coco rallado, pasas, almendras o tu topping favorito. ¡Delicioso!

Comenta esta receta

Coca de mandarina Mermelada de mandarina