Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Bizcocho con arándanos

De

Para disfrutar de un típico “fika” sueco, en una de las muchas pausas de la mañana, pensé que estaría muy bien comer unos trozos de bizcocho cuyo ingrediente fuera alguna baya acompañado todo ello con un té con cierto postgusto largo e intenso.

Puntúa esta receta 3.1/5 (116 Votos)

Ingredientes

  • - 6 huevos medianos
  • - 50 gr de mantequilla
  • - 200 gr de azúcar blanca de remolacha
  • - 250 gr de harina
  • - Una cucharada de café de levadura
  • - Una cucharada de café de sal
  • - Una cucharada de café de esencia de vainilla
  • - 100 gr de arándanos
  • - Algunas frambuesas
  • - Azúcar glas

Especificaciones

Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 30minutos
Coste Económico
Adapted from pablodgourmet.com

Preparación

Paso 1

Pon a calentar el horno a 180° y en un tazón echa la mantequilla y métela en el horno, para aprovechar el calor y que la mantequilla sea líquida.

Paso 2

Sin dejar de batir vamos añadiendo los ingredientes en el siguiente orden, huevos, azúcar, esencia de vainilla, sal, harina y levadura.

Paso 3

En este punto ya tendrás una masa compacta, es el momento de añadir la mantequilla que al estar líquida y caliente facilitará que sigas batiendo hasta que todo esté bien mezclado.

Paso 4

Engrasa con mantequilla la bandeja o el plato para el bizcocho, donde luego echarás la mezcla y al que posteriormente hay que añadir los arándanos (no hace falta que les ayudes a hundirse en la masa, mientras se hornea ya se hunden solos).

Paso 5

Ahora tendrás que esperar de 20 a 30 minutos, dependiendo del horno y de la bandeja que hayas escogido para el bizcocho, pero lo mejor es asegurarse pinchando con un palillo y si sale limpio es que ya está listo.

Paso 6

Nada más sacarlo del horno, déjalo en un rincón tapado con un trapo de tela, para que termine de compactarse lentamente.

Pasadas una o dos horas ya puedes pasar a la decoración con azúcar glas y frambuesas para dejar ese toque final.

El bizcocho está mejor pasado un día desde que se cocinó, de hecho aguanta perfectamente cuatro días antes de endurecerse, así que tienes tiempo suficiente para disfrutarlo.

El bizcocho que inicialmente había pensado era un el clásico bizcocho de arándanos pero luego pensé que para el té de pimienta y canela (que finalmente preparé) quedaba mucho mejor sentir el sabor del arándano de vez en cuando combinado con la canela y la verdad es que el resultado quedó genial.

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves y coloridos pastelitos de remolacha, el postre que te va a conquistar

¿Qué tal un postre original y divertido para la merienda? Si tienes niños en casa, sabes lo difícil que puede ser hacer que coman verduras. Por suerte, existen recetas "tramposas" con resultados increíbles, como estos pastelitos de remolacha, más saludables que los que están hechos solo con harina. Su divertido color se obtiene de manera natural, y de su sabor ni hablamos... ¡tienes que probarlos!

 

Ingredientes:

  • 2 remolachas cocidas
  • 2 huevos
  • 150ml de aceite
  • el jugo de 1/2 limón
  • 250g de harina
  • 150g de azúcar
  • 10g de polvos para hornear
  • 1/2 tableta de chocolate oscuro

 

Preparación:

  1. Corta en cubos las remolachas y licua junto con los huevos, el aceite y el limón.
  2. En un tazón mezcla la harina, el azúcar y los polvos para hornear.
  3. Incorpora la remolacha a los ingredientes secos y bate muy bien hasta obtener una masa sin grumos.
  4. Vierte en un molde para cupcakes y hornea a 180°C durante 20-25 minutos. 
  5. Mientras tanto, derrite el chocolate a baño maría o en el microondas, cuidando que no se queme. 
  6. Cuando tus pastelitos estén listos, desmolda con cuidado y cubre con el chocolate derretido. Deja enfriar y disfruta.

Comenta esta receta

Bizcocho de berenjena con chocolate y arándanos Muffins de arándanos