Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

El truco definitivo para hacer madurar los plátanos rápidamente

El truco definitivo para hacer madurar los plátanos rápidamente

 

¿Te han entrado ganas de preparar un delicioso bizcocho de plátano pero en el mercado solamente tienen plátanos verdes y un poco complicados de digerir?

No te preocupes, tenemos un truquillo para que tus plátanos maduren en menos de 1 hora.

 

Cómo hacer madurar los plátanos rápidamente

 

  • Coloca los plátanos sobre una bandeja de horneado cubierta de papel sulfurizado o vegetal
  • Caienta el horno a 150ºC.
  • Mete los plátanos en el horno.

 

¿Por qué metemos los plátanos en el horno para que maduren?

Porque el calor permite liberar el azúcar que acelera el proceso de maduración.

 

Deja los plátanos en el horno 40 minutos. Verás que los pátanos se vuelven negros con un toque brillante, en ese momento puedes también parar la cocción.

 

 Deja enfriar los plátanos unos 30 minutos.

 

Solo queda cortar el extremo opuesto al rabito y empujar como con un tubo de pasta de dientes. El resultado es un plátano perfectamente maduro y listo para incluir en tus recetas.

 

No te pierdas nuestras recetas de bizcocho de plátano.

Acompaña tu bizcocho con una taza de té y a disfrutar.

 

 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Crepes en una botella, ¡rápidos y sin ensuciar!

 

Este truco va a cambiar tus desayunos para siempre. No pierdas detalle:

 

INGREDIENTES: 

  • 1 botella vacía con tapón.
  • 1 embudo.
  • 1 taza de harina.
  • 2 huevos.
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • 1/3 de taza de aceite.
  • 1/3 de taza de leche.
  • Nutella.
  • Chocolate líquido.
  • Azúcar glas.

 

PREPARACIÓN:

1. Coloca el embudo en la abertura de la botella y vierte en él la harina (dale unos golpecitos para que vaya cayendo). Parte los huevos y hazlos pasar también a través del embudo. Por último, agrega el azúcar, el aceite y la leche.

2. Cierra bien la botella ¡y agita! No pares hasta que la mezcla quede perfectamente homogénea.

3. Pon a calentar la sartén y, una vez caliente, vierte en ella solo la cantidad necesaria para cubrir el fondo con una película muy fina. En cuanto tome la suficiente consistencia, dale la vuelta y hazlo por el otro lado. Cuando ambos lados tengan este color, sácalo.

4. Rellénalos con un poco de Nutella (o con lo que más te guste) y dóblalos dos veces por la mitad para formar pequeños triangulitos.

5. Adorna con un poco de chocolate líquido y con un toque de azúcar glas.

 

Disfruta de tus crepes y guarda la botella con el resto de la preparación en el frigorífico para la próxima ocasión.

 

Comenta este artículo

7 recetas de pasta sin tomate para rebañar el plato Guapos entre fogones: 10 chefs que te abrirán el apetito