Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

10 chips caseros que destronarán a los chips de patata tradicionales

Los chips son nuestros compañeros inseparables a la hora de los aperitivos y cuando miramos una peli, pero las opciones industriales no son nada sanas. ¡Mira estas opciones que puedes hacer en casa!

Chips de remolacha

Estos chips de remolacha van a hacer que los chips de patata te parezcan insípidos y aburridos. Son super sanos, y deliciosos.

Ingredientes :

– 2 remolachas frescas

– Aceite de girasol

– Sal

 

Elaboración: 

Pelar las remolachas y cortar rodajas finas con una mandolina (recuerda usar guantes de látex para realizar esta tarea, ya que la remolacha te va a teñir las manos).

Pasarla por agua y secar bien cada lámina para que queden bien sequitas.

En una sartén, poner el aceite al fuego. Cuando esté caliente, añadir la remolachas en pequeñas tandas, de forma que cada lámina pueda freírse sin pegarse. Darles la vuelta al minuto y medio aproximadamente. 

Colocar sobre un papel absorbente . Salar y servir.


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Suaves y coloridos pastelitos de remolacha, el postre que te va a conquistar

¿Qué tal un postre original y divertido para la merienda? Si tienes niños en casa, sabes lo difícil que puede ser hacer que coman verduras. Por suerte, existen recetas "tramposas" con resultados increíbles, como estos pastelitos de remolacha, más saludables que los que están hechos solo con harina. Su divertido color se obtiene de manera natural, y de su sabor ni hablamos... ¡tienes que probarlos!

 

Ingredientes:

  • 2 remolachas cocidas
  • 2 huevos
  • 150ml de aceite
  • el jugo de 1/2 limón
  • 250g de harina
  • 150g de azúcar
  • 10g de polvos para hornear
  • 1/2 tableta de chocolate oscuro

 

Preparación:

  1. Corta en cubos las remolachas y licua junto con los huevos, el aceite y el limón.
  2. En un tazón mezcla la harina, el azúcar y los polvos para hornear.
  3. Incorpora la remolacha a los ingredientes secos y bate muy bien hasta obtener una masa sin grumos.
  4. Vierte en un molde para cupcakes y hornea a 180°C durante 20-25 minutos. 
  5. Mientras tanto, derrite el chocolate a baño maría o en el microondas, cuidando que no se queme. 
  6. Cuando tus pastelitos estén listos, desmolda con cuidado y cubre con el chocolate derretido. Deja enfriar y disfruta.

Comenta este artículo