Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

15 usos increíbles para la piel de los cítricos

De,
Rebañando

¿Cómo conservarla?

El primer paso es, en lo posible, comprar cítricos que sean de origen orgánico, es decir, que no hayan sido tratados químicamente.  Una vez en casa, procedemos a pavar bien cada fruta, para eliminar los posibles restos de suciedad, cera u otras sustancias tóxicas. Una opción es rallar la piel, y usarla directamente o guardarla en bolsitas herméticas en el freezer. Otra opción es cortar la cáscara, y dejarla secar al sol, o en el horno, a temperatura muy baja. Luego podemos pulverizar esa cáscara con ayuda de un mortero o molinillo. 


Más artículos recién sacados del horno