Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tarta de queso con mermelada de tomates verdes

De

Todos hemos probado la tarta de queso con fresa, frutas del bosque, con caramelo, pero a mi se me ocurrío dale un toque especial, nada menos que hacerla con mermelada de tomates verdes y nos sorprendio lo rica que estaba

Puntúa esta receta 4.3/5 (58 Votos)

Ingredientes

  • 2 tarrinas de queso para untar de 200 gr. cada una
  • 1 l. de leche entera
  • 4 sobres de cuajada
  • 300 gr. de azúcar
  • 200 gr. de galletas María
  • 100 gr. de mantequilla
  • PARA DECORAR :
  • Mermelada de tomates verdes
  • Unas flores comestibles

Especificaciones

Personas 8
Dificultad Media
Tiempo de preparación 30minutos
Tiempo de cocción 20minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

En una cacerola, ponemos la leche a calentar, junto con el queso, removiendo, para que no queden grumos
Añadimos el azúcar y la nata y por último los sobres de cuajada, removemos bien, para que se mezcle todo y lo dejamos cocer, hasta que espese, se aparta y se deja enfriar.

Paso 2

En un molde desmontable, pondremos la base de galletas María, trituradas con la mantequilla, se extiende. bien por toda la superficie del molde.

Paso 3

Añadimos la mezcla anterior, sobre la base de galletas y la dejamos en la nevera durante 4 horas, yo la dejo toda la noche, así al día siguiente la quito del molde y lista para decorar, con lo que más os guste. Siempre que hago esta tarta la he decorado con mermelada de fresa, incluso con caramelo. Pero esta vez, quise probarla, con la mermelada de tomates verdes que tenía echa de este verano.

Paso 4

Tarta de queso con mermelada de tomates verdes - Paso 4

Aquí os dejo la receta.
Mermelada de tomates verdes :

1, 300 Kgr de tomates verdes
500 gr de azúcar

La primera receta que puse en el blog, fue la de mermelada de tomates rojos, lo primero que hice, fue introducir los tomates en agua hirviendo, una vez escaldados, los iba pasando por un pasapuré, para eliminar, la piel y las semillas; pues bien, esta vez, lo que hice, una vez escaldados los tomates verdes, lo introduje en la Thermomix con la mariposa velocidad 2 vuelta de cuchara a la izquierda, durante unos minutos, pasando por el chino. A continuación, en un peso, me dispuse a pesar los tomates que se convirtieron en 740 gr. aproximadamente, añadí 540 gr. de azúcar, siempre 200 gr, menos de azúcar, al peso resultante de los tomates y quedo una textura sorprendente, me encanto cuando la probé.

Cuando hice esta tarta, quise cambiar un poco y me acordé de mi mermelada, me dije: por que no, tiene que estar rica y con una textura completamente distinta y poco usual, seguro que alguno piensa !con mermelada y de tomates !pues sí, hay que probarla.

Siempre, hay que probar cosas nuevas y si están ricas mejor que mejor. Espero, que os guste esta sugerencia, a mi familia, les encanto.

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta esta receta

Tarta de queso con mermelada de frambuesa Tarta de queso