Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

carlosaryo

Carrilleras de cerdo con vino tinto

De

Las carrilleras son los mofletes del animal o, más técnicamente hablando, la parte carnosa de la quijada. Aunque antiguamente se le consideraba casquería, hoy en día es uno de los cortes más apreciados debido a su textura tierna y gelatinosa. Se trata de una carne peculiar, muy melosa, y para que nos quede bien jugosa es necesario tener un producto de calidad, y saber prepararlas con paciencia a fuego lento.
Bajo mi punto de vista, la forma más deliciosa de degustar las carrilleras es precisamente la que hoy os presentamos, estofándolas con vino tinto, con algún ligero toque personal como no podría ser de otra forma.

Puntúa esta receta 5/5 (1 Votos)

Ingredientes

  • - Cuatro carrilleras de cerdo.
  • - Media cebolla o dos puerros (según os guste más).
  • - Medio pimiento verde
  • medio pimiento rojo.
  • - Un vaso de vino tinto.
  • - Tres dientes de ajo.
  • - Una zanahoria.
  • - Una cucharadita de pimentón la Chinata.
  • - Harina.
  • - Romero. Sal y aceite.

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Media
Tiempo de preparación 60minutos
Tiempo de cocción 40minutos
Coste Medio
Adapted from recetasdecharles.blogspot.com.es

Preparación

Paso 1

Carrilleras de cerdo con vino tinto - Paso 1

En una olla echamos un buen chorro de aceite y sofreímos los ajos picados en trozos pequeños. Mientras van cogiendo color, salpimentamos y enharinamos bien las carrilleras. A fuego fuerte, las freímos por todos los lados junto con el ajo para que se selle bien la carne y nos quede jugosa por dentro. No os preocupéis por la harina que suelte, nos ayudará a darle consistencia a la salsa.

Paso 2

Carrilleras de cerdo con vino tinto - Paso 2

Una vez listas, bajamos el fuego a nivel medio-bajo y añadimos todas las verduras picadas junto con sal y romero. Añadimos también un buen vaso de vino tinto. Ya sabéis, cuanto mejor sea el vino, mejor sabor dejará.

Paso 3

En un vaso de agua desleímos una cucharadita de pimentón picante, removemos bien hasta que se deshaga y lo añadimos al sofrito de las carrilleras. La otra opción es utilizar pimentón dulce y añadir unas cuantas bolitas de pimienta en grano, como prefiráis!

Paso 4

Carrilleras de cerdo con vino tinto - Paso 4

Lo ponemos a hervir a fuego lento (el típico chup-chup) y lo tenemos hasta que las carrilleras estén tiernas. Para comprobarlo, basta con introducir el cuchillo en la carne y ver cuándo se desclava con facilidad. El tiempo depende sobre todo de la calidad de las carrilleras y de la potencia a la que pongamos el fuego. En mi caso, las tuve unos 40 minutos, dándole la vuelta cada cinco o diez minutos para que se vaya haciendo bien por todos los lados. Más vale que no tengáis prisa, la clave de este plato es precisamente el hacerlas con paciencia a fuego lento. Si veis que os quedáis sin caldo, basta añadir algo más de agua.

Paso 5

Nada más, ya tenemos las carrilleras listas para comer. Como truquillo personal (de mi madre), pasamos el caldo y las verduras por la batidora para que nos quede una salsa espesa con la que podemos napar (cubrir por encima) la carne.

También te gustará

Comenta esta receta

Carrilleras de cerdo ibérico al vino tinto Tosta de carrilleras foie y mermelada de manzana y romero