Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Rosquillas fritas de aguardiente

De

Creo que es el postre que hace mi madre que más me gusta!!!!
De pequeña me comía hasta la masa cruda (y no tan pequeña...). Una vez fritas, ese olor inunda la casa entera!!!!! Con café, para merendar, para desayunar... Sin duda, cuando mi madre las hace en Semana Santa y por San Blas, sabe que voy a verla seguro!!!!!!

Puntúa esta receta 4.6/5 (8 Votos)

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 6 sobres de gaseosa
  • ralladura de 2 limones
  • 6 medidas de aceite (la medida de 1 cáscara de huevo)
  • 300 gr de azúcar para la masa
  • 750gr-1 kg de harina normal (sin levaduras ni nada)
  • 1 cucharada de café de levadura química
  • 1 vaso pequeño de anís o aguardiente casero
  • aceite para freirlas y azúcar para embadurnarlas al terminar.

Especificaciones

Personas 28
Dificultad Media
Tiempo de preparación 180minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Primero tamizamos la harina con las gaseosas y la levadura y reservamos.
Mezclamos en un bol grande los huevos (con cuidado de que una cascara la abriremos solo por arriba, para poder usarla como medida de aceite para después), con el azúcar, las 6 medidas de aceite de olive y el vasito de anís o aguardiente.

Paso 2

Una vez bien mezclado, añadimos la harina con la gaseosa y la levadura tamizadas y lo agregamos a mano, hasta que esté bien incorporado, no nos queden grumos y se despegue de las manos.
Para lograr esto, es posible que tengamos que agregar un poquito más de harina, pero con cuidado, no nos pasemos de harina.
Cuando ya no se nos peque, lo dejamos reposar unos minutos, tapado con un paño.

Paso 3

Ahora toca ir cortando pedazos de la masa, hacienda unos rulos alargados, como cordones, pegándolos en los extremos para formar las rosquillas. Que no nos queden muy pequeños, o al freirlos se nos cerrará el agujero central y que tampoco sean muy grandes, porque crecen un poquito.
Con el aceite caliente, las vamos echando poco a poco, y cuando estén doradas, las sacamos a un plato con papel de cocina para que escurran el aceite sobrante.
El aceite no debe estar demasiado caliente, porque se nos quemarán.

Paso 4

Una vez les hayamos quitado el sobrante de aceite, las pasamos por azúcar... y a disfrutar de las mejores rosquillas de aguardiente del mundo!!!!!

Cuidado para no quemar las rosquillas... el aceite alegre, pero que no esté demasiado alto.
Por lo demás, si tenemos cuidado de tener esa cascara de huevo entera para poder coger las medidas de aceite y la harina normal de trigo... no tendremos problemas.

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta esta receta

Rosquillas Mamá Ita Rosquillas