Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

7 maneras de abrir una cerveza sin abridor

,
Rebañando

Hoy en día el mercado se adapta a todas nuestras necesidades y si sois amantes de la cerveza, abréis visto que cada vez más marcas se apuntan a los sistemas de apertura de sus botellas mucho más prácticos: desde chapas que para retirarlas no hay más que girarlas u otras con una anilla de la que no hay más que tirar. Pero seguimos encontrando las clásicas botellas, con sus clásicas chapas de toda la vida y con los clásicos problemas que éstas plantean.

¿Ya os ha pasado haber reunido a todos vuestros amigos en casa con provisiones de cerveza bien fría y no tener a mano un abridor? Si os vuelve a pasar, echa un vistazo a estas 7 maneras de saciar las sed de tus colegas...

 

7 maneras de abrir una cerveza sin abridor

¿Ya os ha pasado haber reunido a todos vuestros amigos en casa con provisiones de cerveza bien fría y no tener a mano un abridor?

Tenemos algunas soluciones, ¿te animas a probarlas?


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Sándwich Montecristo: el snack extra crujiente que estabas esperando

Si estás en busca de un snack rápido, económico, pero sobre todo delicioso, entonces tienes que probar nuestro sándwich frito. Prepararlo es muy sencillo, y te garantizamos que a todo mundo le va a encantar, ¡especialmente a los niños!

 

Ingredientes:

  • 1 paquete de pan de molde
  • mayonesa al gusto
  • mostaza al gusto
  • nata al gusto
  • 1 paquete de queso amarillo
  • 1 paquete de jamón york
  • 2 huevos
  • 1 chorrito de leche
  • pan rallado
  • aceite vegetal
  • ketchup o aderezo ranch para acompañar
  • palitos de madera

 

Preparación:

  1. Toma el paquete de pan y corta los bordes.
  2. Unta un pan con mayonesa, mostaza o nata al gusto. 
  3. Cocola encima 1 rebanada de queso amarillo y 1 de jamón york.
  4. Cubre con otro pan, úntalo con mayonesa, añade jamón y queso.
  5. Repite el procedimiento hasta tener 5 o 6 capas de sándwich.
  6. Toma 4 palitos de madera lo suficientemente largos (los de hacer brochetas son ideales), y clávalos con cuidado en el sándwich para poderlo cortar en 4 partes.
  7. Ahora corta con cuidado y obtendrás 4 brochetas.
  8. En un tazón bate el huevo con la leche. 
  9. Pasa por ahí cada brocheta, y depués por un plato con pan rallado. 
  10. Calienta el aceite vegetal en una sartén y fríe las brochetas hasta que queden doraditas. 
  11. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, coloca en un plato y sirve con aderezos.

 

 

Comenta este artículo