Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

20 platos que todo amante del queso necesita en su recetario

De,
Rebañando

¡Hmmm, recetas con queso a las que no te vas a poder resistir! Cheddar, roquefort, gouda, mozzarella, manchego, feta...¡los amamos a todos por igual!

Galletitas de queso roquefort

El roquefort es un queso muy particular que no a todos les agrada, pero en estas galletitas seguro que va a sumar fans. Son ideales para servir acompañando una tabla de quesos y fiambres, o una sopa. 

Ingredientes:

  • 150 g de harina
  • 50 g de manteca
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 100 g de roquefort
  • 1 huevo
  • 1 yema
  • Sal y pimienta
  • Semillas de amapola para decorar

Preparación:

Formar sobre la mesada un volcán con la harina, colocar todos los ingredientes en el centro, salvo la yema del huevo y el roquefort, que trabajaremos aparte, mezclando bien con ayuda de un tenedor. Mezclar ambas preparaciones y amasar por algunos minutos. Cubrir con film transparente   y llevar 30 minutos al refrigerador. Pasado el tiempo de reposo, estirar con un palo de amasar y cortar las galletas. Colocar en una placa para horno, con papel sulfurizado, pincelar con yema de huevo, colocar semillas de amapola por encima, y cocinar entre 6 a 8 minutos en horno precalentado a 180ºC. 


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Tartiflette, una receta para los muy amantes del queso

 

Pan, patatas, bacon y, por supuesto, mucho queso. ¿Qué es? Una tartiflette en formato fondue, o dicho de otro modo, el paraíso de los muy queseros.

 

INGREDIENTES: 

  • 1 pan de campo o pan de pueblo.
  • 1 queso reblochon.
  • 15 patatas pequeñas.
  • 7 u 8 lonchas de bacon.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cebolleta.
  • Sal gorda.
  • Aceite de oliva.

 

PREPARACIÓN:

1. Abre el pan por la mitad y vacía la base de miga con la ayuda del cuchillo de pan y una cuchara. En el hueco, coloca el queso. Tápalo de nuevo con la parte de arriba, envuélvelo por completo en papel de aluminio e introdúcelo en el horno a 180 ºC durante 30 minutos.

2. Mientras, pon a hervir 15 patatas pequeñas en agua salada.

3. Corta las lonchas de bacon en dos y extiéndelas. Cuando estén hechas, envuelve cada una de las patatas en uno de los trocitos de bacon y ponlas en una bandeja para hornear junto con los dientes de ajo machacados (sin pelar), un chorrito de aceite de oliva y sal. Hornea durante 20 minutos a 180 ºC.

4. Saca el pan del horno, ábrelo y espolvorea la cebolleta picada por encima del queso.

 

Sírvelo todo junto y moja las patatas en el queso antes de llevártelas a la boca. ¡Mmmh!

 

Comenta este artículo