Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Tus cápsulas de café están destruyendo el planeta

El ex director de Nespresso advierte sobre una próxima catástofre medioambiental

Todos conocemos las máquinas de café con sistema de cápsulas, popularizadas por la marca Nespresso. Desde su aparición en el mercado, estás máquinas han conquistado hogares, oficinas, escuelas, hoteles y estaciones de servicio. El atractivo principal de estas capsulitas reside en la promesa de un café de calidad fácilmente transportable y listo en menos de 30 segundos, pero ¿alguna vez te has preguntado a dónde van todos esos desechos? 

Para poner el problema en perspectiva, debemos considerar algunos datos. Desde su lanzamiento mundial en 2010, la compañía Nespresso generó 10 billones de dólares en los primeros 5 años, inundando el mercado con sus máquinas que funcionan sólamente si colocas una cápsula adaptada. En los países desarrollados se ha vuelto tan popular que la mayoría de las personas lo consumen en la casa o el trabajo con bastante regularidad. Simplemente en Australia, se consumen diariamente 3 millones de cápsulas... o visto de otro modo, se tiran 3 millones de cápsulas al día

Estos desechos terminan ocupando extensas porciones de tierra, y muchos van a dar a los mares, con lo cual se convierten en armas letales para los peces y aves que los confunden con comida. 

Diversas organizaciones ambientalistas han comenzado a alertar sobre la cantidad de desechos que producen las máquinas de Nespresso. Por si fuera poco, uno de sus mayores detractores es el ex dirigente de Nespresso a nivel mundial, Jean-Paul Gaillard. Desde que quitó su puesto en la compañía, se ha dedicado a advertir sobre los efectos nefastos que este producto tiene en el ecosistema, ya que cada una de sus cápsulas tarda entre 150 y 500 años en desintegrarse

En sus propias palabras, "Será un desastre y es hora de hacer algo al respecto. La gente no debería sacrificar el medio ambiente por comodidad."

Algunas organizaciones están tomando cartas en el asunto para limitar los daños de esta moda. Entre ellas se encuentra TerraCycle, que propone trabajar en conjunto con los fabricantes de cápsulas para facilitar el reciclaje.

Lo que esta organización propone es pagar al consumidor para que envíe sus cápsulas usadas a centros donde podrían ser recicladas. La meta sería limitar los desechos en el medio ambiente y cerrar el ciclo de uso reaprovechando materiales como el plástico y el aluminio. 

Sin embargo, Gaillard no se muestra tan optimista con esa iniciativa. Él afirma que el simple reciclaje no va a parar el problema, ya que, además de los problemas logísticos (como lograr que las personas se acostumbren a llevar sus cápsulas a reciclar), el simple reciclaje resultaría costoso. Para reciclar este producto, tendrían que lavar las cápsulas, quemar los esmaltes de colores y separar plástico y aluminio para poderlos fundir y utilizarlos en otro proceso. Todo esto implica un gasto fuerte de dinero y recursos como agua y electricidad para llevarlo a cabo. 

La pregunta que queda es ¿qué pueden hacer todas las personas que tienen una de estas máquinas y no quieren simplemente deshacerse de ellas? Para atacar este problema, Gaillard ha fundado una empresa llamada The Ethical Coffee Company (la compañía de café ética), con la intención de producir cápsulas de café 100% biodegradables, que se integrarían al medio ambiente en un espacio de 8 meses. Aunque ha sido todo un reto desarrollar esta tecnología, las primeras cápsulas de este tipo ya están a la venta en algunos países. 

Para todos los que nos preocupamos por el planeta la solución puede ser más sencilla aún: hay que volver a usar nuestras antiguas cafeteras, que son amigables con el medio ambiente. 

 

¿Qué piensas? No olvides compartir con tus amigos para alertarlos sobre este problema. 

Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Latte art: prepara una taza de café con el dibujo de una flor

Conviértete en un artista del café con este vídeo. Te enseñamos a decorar tu café latte con una bonita flor.

Comenta este artículo

Deliciosos pancitos de leche rellenos de dulce de leche o crema pastelera ¡imposible comer sólo uno! Tu PELO revela tus PROBLEMAS DE SALUD, ¡compruébalo!