Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Helado de té matcha

De

Es un helado que tiene un sabor suave a té matcha y quedando muy cremoso.

Puntúa esta receta 3.8/5 (63 Votos)

Ingredientes

  • 10 gr. de té matcha
  • 200 ml. de leche desnatada (pero puede ser semi o entera, quedará más cremoso aún)
  • 200 ml. de nata para montar
  • 4 yemas (en la original ponen 3 pero el último huevo nos salió con dos yemas)
  • 60 gr. de azúcar blanco
  • 40 gr. de azúcar invertido.

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 30minutos
Tiempo de cocción 5minutos
Coste Medio

Preparación

Paso 1

Helado de té matcha - Paso 1

En primer lugar pondremos la leche a calentar a fuego medio menos unas dos cucharadas. Por otra parte, mezclamos en un bol el té con una cucharada de azúcar y echamos la leche que habíamos reservado y removemos hasta que quede una pasta con todo disuelto (quedará de un color verde intenso).

Paso 2

Helado de té matcha - Paso 2

Cuando la leche esté caliente le incorporamos la mezcla con cuidado de que no hierva y removemos bien para que quede todo integrado.

Paso 3

Helado de té matcha - Paso 3

En otro bol separamos las claras de las yemas y a estas últimas le echamos todo el azúcar, el blanco y el invertido removiendo con unas varillas. Lo incorporamos a la leche caliente removiendo bien para que no se pegue y esperamos a que hierva pero tampoco que lo haga muy fuerte, con un hervor suave es suficiente.

Retiramos del fuego y dejamos que enfríe. A los diez minutos, que ya habrá perdido parte del calor, nos ponemos a montar parcialmente la nata, no es necesario montarla del todo. Y en el mismo bol donde la hayamos montado, añadimos la crema de té matcha que habrá espesado, mezclando todo con movimientos envolventes.

Paso 4

Helado de té matcha - Paso 4

Cuando lo tengamos bien mezclado lo metemos en la heladera (la nuestra es de las que necesita que la cubeta esté un día en el congelador), y dejamos que vaya congelándose aproximadamente unos 20 minutos. Debe quedar como una crema espesa.

Paso 5

Cuando tenga ya esa textura, lo pasamos a un recipiente apto para congelación (en nuestro caso un tupper) y lo dejamos en el congelador sobre unas dos horas. Una vez pasado ese tiempo quedará un helado casero de té matcha perfecto. Lo ideal es sacarlo unos 5 - 10 minutos al menos antes de tomarlo, así no estará tan duro a la hora de servir sino con una textura más agradable y cremosa.

* También se puede hacer sin heladera. Se siguen todos los pasos, y cuando se tenga la crema hecha se pone directamente en el tupper y al congelador. Tendremos que ir sacándolo cada media hora aprox. y removiendo con una espátula de madera para deshacer lo congelado hasta que se haya endurecido lo suficiente.

También te gustará

Técnicas de cocina

Helado cremoso de galletas oreo hecho en casa

¡El postre que estabas esperando!

Comenta esta receta

helado de dulce de leche Helado ron y pasas