Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

José Manuel Abad

Cuernecillos de vainilla

De

Excelentes pastas de almendras,de textura crujiente y fino sabor al fruto seco.Esta receta parece ser originaria de los paises árabes (conocidas como cuernos de gacela (kaab el-ghazal), con la diferencia de que éstas llevan agua de azahar en su composición) pero tambien forman parte de la repostería típica navideña en paises como Alemania, Austria o Suiza.

Puntúa esta receta 0/5 (0 Votos)

Ingredientes

  • 100 gr de almendras crudas
  • 280 gr de harina
  • 70 gr de azúcar
  • 200 gr de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 2 yemas de huevo
  • 1 gotas de esencia de vainilla
  • para espolvorear (5 sobres de azúcar con vainilla-azúcar glass)

Especificaciones

Personas 10
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 15minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Picar las almendras finamente.
Tamiza la harina en una superficie lisa o en la amasadora, echar por encima las almendras, el azúcar, la sal, la mantequilla fría en trocitos, la esencia de vainilla y las yemas de huevo. Amasar todo hasta conseguir una masa quebrada.
Haz una bola y deja reposar envuelta en film durante 2 horas en el frigorífico.
Vais cortando trozos y la trabajais con las manos como si fuera plastilina y vais formando barritas del grosor de un dedo, cortarlas de 5 cm de longitud.
Arquear las porciones ayudándote con el dedo para ir dándole forma a los cuernecillos.
Tendremos el horno precalentado a 190ºC. Cocer durante 15 minutos más o menos hasta que adquieran un color dorado.
Mezclar los sobre de azúcar avainillado con el azúcar glass y volcar sobre los cuernecillos cuando estén calientes todavía.

También te gustará

Técnicas de cocina

Te derretirás con estos mini helados de vainilla y chocolate

 

Una simple tarrina de helado adquiere otra dimensión con estos tentadores y dulces bocaditos a los que nadie podrá resistirse después del almuerzo o la cena. Toma nota:

 

INGREDIENTES: 

  • 1 tarrina de helado de vainilla (1 litro).
  • 100 gr de chocolate negro para fundir.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 70 gr de arroz inflado.

 

PREPARACIÓN:

1. Saca el helado de la tarrina y viértelo en un recipiente más grande (un molde cuadrado o rectangular para tartas es lo ideal), previamente forrado con papel para hornear. Aplana el helado lo más que puedas con la ayuda de una cuchara y cúbrelo con otra hoja de papel de horno. Devuélvelo al congelador durante al menos 6 horas.

2. En un bol, mezcla el chocolate ya troceado y el aceite de coco. Derrítelo (preferiblemente al baño maría). Agrega el arroz inflado a la mezcla y muévelo hasta que quede bien bañado en el chocolate.

3. Saca el helado del congelador, retira el papel y córtalo en pequeños cuadraditos.

4. Con la ayuda de un pequeño tridente o, en su defecto, un tenedor, introduce cada uno de esos cuadraditos en la mezcla de chocolate y colócalos posteriormente sobre una bandeja para hornear.

 

Pasados 30 minutos, tus heladitos de vainilla y chocolate estarán listos para disfrutar.

 

Comenta esta receta

Tagliatelle con salsa de carne Penne rigate con salsa de berenjena y aceite de sésamo