Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Ligeras y deliciosas: recetas de toda la vida en versión light

Adelgaza sin dejar de comer lo que te gusta con estos sencillos consejos: el placer y las calorías no van de la mano.

Thinkstock

La lasaña

A todos nos encanta la lasaña, pero reconozcamos que la bechamel no es una salsa precisamente ligera. Afortunadamente, este problema tiene muy fácil solución:

Pon a calentar 40 cl de leche desnatada a fuego lento. En un bol, mezcla otros 10 cl de leche desnatada con 30 gr de maicena hasta que no queden grumos. Agrega esto a la leche caliente y sigue mezclando sin interrupción hasta que la bechamel se vuelva espesa. Añade sal, pimienta y un toque de nuez moscada y habrás conseguido una bechamel 380 Kcal más ligera que aquella que preparabas con mantequilla.

Nuestro consejo: para conseguir unas lasañas 100% light, sustituye las láminas de pasta por finas rebanadas de berenjena o calabacín.


Más artículos recién sacados del horno



Técnicas de cocina

Lasaña de patatas, una cena que reconforta el alma

 

La sensación de la temporada es esta original lasaña, un plato que apenas requiere preparación y que nos dejará más que satisfechos.

 

INGREDIENTES: 

  • 3 patatas.
  • 500 gr de salsa boloñesa.
  • 50 gr de espinacas frescas.
  • 200 gr de queso cheddar y gruyer rallado.

 

PREPARACIÓN:

1. Corta las patatas (sin pelarlas) en rodajitas muy finas.

2. En el fondo de una bandeja para hornear, coloca una primera capa de estas rodajitas. Sobre esta capa, extiende la mitad de la salsa boloñesa; sobre ella, la mitad la mitad de las hojas de espinaca y, sobre ellas, la mitad del queso rallado.

3. Repite el paso 2, alternando patatas, salsa, espinacas y queso.

4. Hornea a 180 ºC durante 1 hora y 15 minutos.

 

Divídela en porciones (más o menos grandes según el hambre que tengas) y acompáñalas con un poco de ensalada.

 

Comenta este artículo