Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Gastronoming

Pizza blanca, pizza bianca

De

La pizza blanca o Pizza Bianca, es básicamente una pizza, que, por tradición, no llevan salsa de tomate en la base, y el queso es extendido directamente sobre la masa, normalmente mucha mozzarella y otros quesos, es habitual usar el de cabra, Grana Padano, Parmigiano Reggiano, algunas hierbas frescas tales como romero, orégano, salvia, albahaca, tomillo, etc., aceite de oliva, verduras como cebollas, ajos, champiñones, zucchini, espinacas, berenjenas, olivas, y como suele ser con una pizza, lo que se tiene a mano. Se consume tradicionalmente en Roma, donde, también se les añade higos y es conocida como pizza e fichi. Anímate hacerla con tu propia masa para pizza, aquí, una versión sencilla, que te gustará tanto, que repetirás seguro, y si estas leyendo esto con hambre, seguro que cuando acabes, ya estas corriendo a por los ingredientes para hacerte una, o dos.

El equipo de Rebañando

La pizza blanca o Pizza Bianca, es básicamente una pizza, que, por tradición, no llevan salsa de tomate en la base, y el queso es extendido directamente sobre la masa,...

Puntúa esta receta 4.5/5 (36 Votos)

Ingredientes

  • 2 masas para pìzza
  • 500 gr mozzarella de búfala
  • 200 gr queso de cabra
  • 180 gr queso parmesano en lascas
  • 1 cebolla morada
  • 200 gr panceta en tiras
  • 20 hojas de albahaca fresca
  • ½ tz AOVE
  • 4 cs orégano seco
  • 1 cc pimienta negra molida
  • 4 dientes de ajo molidos
  • 1 cs romero fresco (opcional)
  • 1 cc pepperoncino
  • 1 cc sal fina

Especificaciones

Personas 6
Dificultad Fácil
Tiempo de preparación 15minutos
Tiempo de cocción 30minutos
Coste Económico

Preparación

Paso 1

1. extendemos bien la masa de la pizza hasta que esté bien fina y del tamaño de las placas que usemos para el horno.

2. poner papel de horno sobre las placas y añadir un chorrito de AOVE . Colocar las masas y “pintar” bien con una mezcla de los ajos, 2 cs de orégano y la mitad del aceite.

3. Meter al horno a 200°, unos 15 minutos o hasta que las masas pierdan la humedad y estén casi terminadas y los ajos dorados.

4. Ponemos sobre las masas la mozzarella desmenuzada con las manos por capas, el queso de cabra en rodajas y con la ayuda de un pelador las lascas del parmesano bien esparcidos.

5. Agregar la panceta en tiras, la cebolla en rodajas cortadas rústicamente y las hojas de albahaca rotas con las manos.

6. Añadir la sal, pimienta, el pepperoncino o cayenas molidas y el resto de las hierbas, terminando con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra por encima.

7. Meter al horno unos 15 minutos a 220°c, o hasta que esté bien dorada. Servir inmediatamente.

Busca la mozzarella de búfala, si no la encuentras, recurre a la de vaca, pero has el esfuerzo, vale la pena, y usa los quesos que más te gusten, pero siempre usa bastante queso para que la pizza quede bien jugosa ya que no lleva salsa de tomate. También puedes usar el embutido que prefieras o no ponerlo. Queda muy bien la masa no es uniforme y si el corte de los ingredientes los hacemos de manera rústica o con la mano para darle un toque más artesanal a nuestra pizza. Pruebla con champiñones en laminas y con hojas de espinaca fresca.

También te gustará

Técnicas de cocina

Deliciosos bocaditos de espinaca y ricotta para la hora del aperitivo

¿Buscas ideas para la hora del aperitivo? Para salir de las típicas chips y galletas saladas del supermercado, puedes probar estos suaves y deliciosos bocaditos a la italiana con espinacas y queso ricotta. ¡Además te compartimos un pequeño truco para que te queden increíbles sin esfuerzo!

 

Ingredientes:

  • 1 rollo de masa quebrada o masa para pizza
  • 1 1/2 tazas de espinacas 
  • 2 cdas de aceite
  • 2 tazas de queso ricotta
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 molde para hacer hielos

 

Preparación:

  1. Corta las espinacas en trozos. Si utilizas espinacas congeladas, caliéntalas 3 minutos en el microondas a potencia baja.
  2. Calienta el aceite en una sartén y saltea las espinacas.  Salpimienta al gusto.
  3. Cuando estén listas, mézclalas con el queso ricotta y rectifica la sazón.
  4. Extiende la masa y córtala en 2 partes. Coloca una parte con cuidado sobre el molde para hielos, y presiona delicadamente en cada compartimiento para adaptar la masa a su forma.
  5. Toma una cuchara y rellena cada espacio con la mezcla de espinacas.
  6. Cubre el molde con la otra parte de la masa, corta los bordes y ponla al revés.
  7. Retira con cuidado el molde y corta los bocadictos. 
  8. Colócalos en una bandeja engrasada y hornea a 180°C entre 10 y 15 minutos. 
  9. Sirve con una salsa de tomate para remojar.

Comenta esta receta

Crema de espinacas tradicional Canelones de espinacas y gambas