Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Astucias para conservar el vino

El vino es el acompañante ideal para todo tipo de festejos. Es más, ni siquiera tienen que ser festejos, puede ser que simplemente quieras relajarte en tu casa una noche del viernes frente al televisor o ponerte al día con tu mejor amiga compartiendo una copa. En cualquier caso, el vino siempre está ahí cuando lo necesitamos, así que lo justo es que nosotros sepamos cuidar de él como él cuida de nosotros.

En las (pocas) ocasiones en que no logramos terminar la botella, nos surgen muchas preguntas. ¿Cuánto tiempo puede durar el vino abierto? ¿Debería ponerle el mismo corcho u otro? ¿Lo dejo afuera o lo meto en el refrigerador? En este artículo te aclaramos todas estas dudas, para que puedas darle a tu vino la atención y los cuidados que se merece. 

duración del vino

La duración de un vino viene definida por su color. Por ejemplo, los vinos tintos duran más que los blancos y rosados y, a su vez, estos últimos duran más que los espumosos, que son muy delicados debido a la desaparición de las burbujas. Pueden durar un máximo de 36 horas abiertos, mientras que los blancos y rosados se mantienen por unos tres días y los tintos máximo por una semana. Si, una vez transcurrido este tiempo, no has consumido el vino, no tienes que tirarlo a la basura: todavía puedes usarlo para cocinar convirtiéndolo en granizado o congelándolo en forma de cubitos.


Comenta este artículo