Menú Busca una receta, una palabra clave, un ingrediente...

Choni

Helado cremoso de pasas y vino dulce de Malaga

De

Delicioso y cremoso helado elaborado con uvas pasas y vino moscatel de Málaga. Apto para dietas sin gluten y sin lactosa.

Puntúa esta receta 4.5/5 (2 Votos)

Ingredientes

  • 200 g de nata sin lactosa
  • 150 ml. de leche sin lactosa
  • 50 gramos de azúcar glas
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 1 cucharada de miel
  • 3 yemas de huevo
  • 1 puñado de pasas de uva moscatel
  • 50ml de vino dulce de Málaga

Especificaciones

Personas 4
Dificultad Media
Coste Económico

Preparación

Paso 1

Helado cremoso de pasas y vino dulce de Malaga - Paso 1

Maceramos las pasas con el vino dulce, mejor si lo dejamos unas horas macerando.

Lo siguiente será pulverizar el azúcar con ayuda de algun robot de cocina.

En un bol ponemos las yemas de huevo junto con el azúcar glas.Con ayuda de varillas, eléctricas o manuales, batimos unos minutos hasta que la mezcla se vuelva pálida y un poco espumosa.

En un cazo ponemos la leche con la mitad de la nata y la cucharada de miel.

Llevamos al fuego hasta que casi hierva, mejor fuego medio. Apartamos del fuego, agregamos a la mezcla de yemas y azúcar y removemos hasta integrar todo.

Ponemos la mezcla sobre un cazo con agua hirviendo, al baño Maria, removemos sin parar y sin dejar que hierva.

Una vez obtengamos una crema suave apartamos y dejamos enfriar removiendo sobre un baño de hielo o agua helada.

Paso 2

Helado cremoso de pasas y vino dulce de Malaga - Paso 2

Montamos el resto de la nata, con el azúcar vainillado, como tengamos costumbre. Recordad que montará mejor si está muy fría y el recipiente también. Reservamos en el frigorífico.

Mientras tanto, escurrimos las pasas y colamos el vino sobrante. Como estas pasas son más grande y tienen pepitas, yo opté por córtalas por la mitad y extraerles las pepitas. Reservamos.

Una vez esté fría la crema añadimos dos cucharadas del vino de la maceración y las pasas, removemos. Llevamos al congelador, tapado con papel film, durante unas tres horas.

Pasadas esas tres horas sacamos del congelador y añadimos la nata montada reservada, removiendo con suaves movimientos envolventes hasta conseguir una mezcla homogénea.

Sacamos la cubitera del frigorífico, la ponemos en la heladera y ponemos en funcionamiento. Añadimos la mezcla por el bocal respetando el tiempo de mezclado puesto en el manual de instrucciones.

Paso 3

Helado cremoso de pasas y vino dulce de Malaga - Paso 3

Transcurrido este tiempo estará listo nuestro helado, sacamos de la heladera y ponemos en el recipiente elegido, podemos tomarlo ya o bien guardarlo en el congelador tapado con papel film, hasta el momento de tomar.

Lo primero ya sabéis que será meter el recipiente de la heladera en el congelador durante al menos 24 horas.

Mi heladera es la del Lidl y el tiempo estipulado son 30/40 minutos.

La miel ayuda a que el helado no cristalice.

También te gustará

Técnicas de cocina

Suaves e irresistibles mini cheesecakes de oreo

En tu próxima reunión, sorprende a tus invitados con un postre suavecito y lleno de sabor. Estos mini cheesecakes de galleta oreo tienen el balance perfecto de sabores y texturas, quedan súper lindos y seguro conquistarán a todo el mundo. 

 

Ingredientes:

  • 1 taza de leche
  • 100g de chocolate oscuro
  • 250g de queso crema
  • 100g de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cda de vainilla
  • 60g de chocolate blanco
  • 1 paquete de galletas oreo

 

Preparación:

  1. En una olla pon a calentar la leche, y en cuanto rompa hervor añade el chocolate. Baja el fuego y mezcla hasta que se derrita.
  2. Toma un tazón, agrega el queso crema, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. 
  3. Trocea 5 o 6 galletas oreo y agrégalas a la mezcla.
  4. En un molde para cupcakes, coloca 1 galleta oreo en cada espacio, y cubre con 1 o 2 cdas de la masa de cheesecake.
  5. Reserva un espacio para poner el chocolate blanco en trozos.
  6. Hornea a 180°C durante 15 minutos. Mientras tanto pon el chocolate oscuro con leche en una manga pastelera.
  7. Cuando los pastelitos estén listos, decora con el chocolate y deja enfriar lo suficiente para que endureca.
  8. Sirve en un plato con la salsa de chocolate blanco y disfruta.

Comenta esta receta

Helado de vainilla sin lactosa Helado de queso, yogur y frutas del bosque